Aceptar el pago de la deuda con un futuro cobro

En ocasiones como empresa de recobro nos hemos encontrado en situaciones donde el deudor para el pago de sus deudas nos ha dado la opción de cobrar la deuda de un tercero para con ello conseguir resultado.

Aunque esto es una opción que el deudor nos facilita esto no le va a paralizar la reclamación contra su empresa por el impago de la deuda.

Es decir, aunque aquí tu como deudor puedes externalizar el cobro de una factura para con ello intentar pagar tus deudas esto es algo que no te va a paralizar las acciones en el recobro de deudas contra ti.

Lo comento porque hemos visto deudores que han intentado paralizar la reclamación contra ellos a través de una de estas formulas.

Incluso en varios de estas ocasiones nos hemos encontrado con que la supuesta deuda que se nos ofrece para reclamar resulta que no es real pues la empresa “deudora” ya desapareció hace tiempo.

Ahora bien, hay que diferenciar dos tipos de deudas en ese sentido.

No es lo mismo que el deudor nos entregue una deuda que aun no es exigible, es decir no está impagada que una donde el impago ya está realizado teniendo entonces la empresa de recobro que gestionar el cobro de la misma.

Porque claro, lo normal cuando el deudor te entrega un derecho de crédito es que la deuda se vaya a cobrar esa es la realidad por tanto aquí lo que realmente hace el deudor es que en el cobro de la siguiente factura de su empresa en lugar de cobrarla ellos la cobrara directamente la empresa de recobro.

Luego claro, hay que esperar a que el derecho de crédito sea pagado por su deudor original no viéndonos en la situación de tener que reclamarle a el también junto con el antiguo deudor.

Lo que no se hace para evitar estos casos es que con la entrega del derecho de cobro se dé por saldada la deuda.

La empresa de recobro espera a comprobar que el derecho de crédito se haga efectivo para con eso o eliminar la deuda o reducirla.

Si por lo que sea el derecho de crédito tiene un mayor importe que la deuda que se le esta reclamando una vez es pagada por parte de la empresa se le entrega la diferencia la deudor.

Un ejemplo:

Estamos reclamando una deuda de 30 000€ a través del recobro extrajudicial de deudas.

El deudor no tiene liquidez en este momento pero está esperando cobrar una factura de 50 000€ siendo este un derecho de crédito.

Nos entrega este derecho de crédito siendo ahora nosotros los que tenemos que cobrar dicha factura.

Pasados 60 días a siendo este el plazo de vencimiento la empresa paga los 50 000€ recibiendo nosotros dicha cantidad.

30 000€ nos lo quedamos nosotros para liquidar a nuestro cliente (acreedor) entregando la diferencia, 20 000€ a su verdadero propietario en este caso el deudor.

Este sería el proceso ideal en el cobro de impagados a través de derechos de crédito pero no siempre sucede de esa manera.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario