¿Afectan las facturas impagadas al deudor?

Cuando se habla acerca de las facturas impagadas y de sus consecuencias es bastante habitual que las personas solo vean la parte negativa que se lleva el acreedor al que le han impagado la factura, sin embargo, has de saber que el deudor (aunque en muchos casos no lo sepa) también obtiene consecuencias negativas por el impago de esa factura.

Sí que es cierto que las consecuencias para el acreedor y para el deudor no tienen nada que ver pues una cosa es deber dinero y otra muy diferente que te deban, ahora bien, lo que no se puede decir es que al deudor de esa factura no le va a afectar esa situación, pues puede hacerlo y además de muchas maneras distintas.

Para el acreedor es evidente que tener una factura impagada le va a suponer una perdida económica ya no solo por el trabajo realizado y no cobrado sino porque además en muchas casos va acompañado de perdidas al entregar mercancías, materiales…que el sí ha abonado.

Por otro lado, y como aquí hoy en Recobro de lo que vamos a hablar es de los efectos negativos creados en el deudor a continuación te vamos a dar nuestra opinión acerca de varios de estos efectos.

Facturas impagadas y consecuencias para el deudor:

❶ En caso de que el deudor no pague alguna factura es muy posible que su acreedor lo incluya en algún registro de morosidad como puede ser el RAI(registro de aceptaciones impagadas)

Imagina que tu como acreedor tienes un pagare impagado emitido por el deudor, en caso de que este se encuentre en situación de impago puedes incluir a tu deudor en el listado con el objetivo de que no pueda obtener financiación de otras empresas y proveedores.

Porque esto es lo que hacen precisamente los registros de morosidad como puede ser el RAl (este se da para empresas) y el asnef, provocan que al incluido aquí dentro tenga dificultades para acceder a la financiación.

Y por financiación no estamos hablando de un préstamo, que también puede pasar, sino que estamos hablando de financiación para abrir una nueva línea de teléfono, comprar algún producto a plazos, o directamente conseguir plazos de pago con otros proveedores.

Es habitual que las empresas ante negocios de importes medios/grandes investiguen a su posible cliente para ver si se encuentra en alguno de estos listados de morosidad para una vez tienen esta información decidir si les interesa o no cerrar el negocio que tenían previsto.

❷ Afecta en tu trato con otros clientes /proveedores: En caso de que esta deuda sea solo una deuda concreta y aislada no tiene porque pasar nada, ahora bien, si tu empresa le debe a muchas otras empresas en un mismo sector sí que es bastante posible que al final las empresas del mismo no quieran trabajar para ti con plazos de pago sino que exijan trabajar al contado.

No es lo mismo una empresa que puede deber a varios proveedores (muchas empresas deben dinero al tiempo que les deben por ejemplo) que ser una empresa que lo único que hace es deber dinero. En estos casos todo indica que estaríamos hablando de morosos profesionales y en consecuencia el riesgo para una empresa de trabajar con ella es alto.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario