Aumentar una deuda en el recobro de impagados

Por raro que parezca es algo que nos han preguntado los acreedores más de una vez, ¿Se puede aumentar la deuda?

En la mayoría de los casos quienes nos han preguntado esto lo han hecho sobre todo con la intención de poder meter nuestra comisión dentro de la tarifa en cuestión.

Es decir, como a muchos acreedores no les hace gracia la comisión aplicada en el cobro (lo cual les reduce la cantidad a cobrar) lo que intentan es aumentar la deuda de los deudores.

¿Qué problema hay al hacer esto en el recobro de deudas?

¿Por qué en el recobro de impagos no es frecuente aumentar la deuda?

Para empezar porque el incremento de la deuda no se puede justificar de ninguna manera.

Si la deuda originada por tu deudor en el contrato se especifica esta información se podría entender.

Por el contrario si no hay ninguna clausula ni nada por escrito en el cual se haga constar esta información es evidente que hablar de aumentar la deuda del deudor no tendrá ningún sentido.

No en todos los casos todo sea dicho pero si en un importante porcentaje de estos.

¿Cuándo podemos aumentar la deuda tras el impago?

Por ejemplo podemos hacerlo cuando al acreedor le ha supuesto una serie de gastos.

Si tras el impago de la deuda al acreedor le ha costado dinero la mismo este si puede con ello intentar aumentar el cobro de la deuda.

Por supuesto no se puede incluir como “gasto” la comisión aplicada por la empresa de recobro por ejemplo siendo algo que preguntan habitualmente los acreedores.

Aun con todo realmente este proceso solo se podría llevar en la reclamación extrajudicial de deudas.

A través del recobro judicial (juzgado) no podéis aumentar una deuda porque si pese haber incurrido en gastos.

Salvo en aquellas deudas en donde todo esto se especifica en el contrato no sería posible nada de lo mencionado.

Es algo que desde Grupo Recobro hemos explicado en un gran número de ocasiones.

¿Por qué no es aconsejable aumentar la deuda de los deudores?

No lo es sobre todo si queremos poder conseguir el cobro de la deuda.

Uno de los consejos que desde nuestra empresa especializada en el cobro de impagados damos es que no se modifiquen los importes.

Si resulta que la deuda son 5000€ y el acreedor pretende cobrar 6000€ ¿Como crees que se lo tomara el deudor?

Nosotros por ejemplo en la negociación de una deuda nos hemos encontrado con este problema a la hora de cobrar deudas.

La mayoría de ellos no están dispuestos a pagar una deuda si esta se ha visto aumentada.

De hecho lo normal en el cobro de deudas no es que se aumente la deuda, es que se reduzca la misma.

Puedes preguntar a cualquier gestor de cobros o experto en gestionar impagados y veras como todos te dicen lo mismo.

Aumentar la deuda de los deudores nunca es buena idea si lo que buscamos con ello es cobrar deudas.

De nada sirve aumentar la deuda originada si luego al final no podemos cobrar el impago

Deja un comentario