Cerrar empresa con perdidas

En el anterior artículo en cobro-deudas.es hablamos sobre la posibilidad de vender una empresa en pérdidas antes de tener que llegar a una situación en la que el margen de maniobra que tengamos sea cero. A continuación lo que nos gustaría seria dar unos pocos consejos sobre cómo proceder cuando estamos pensando en cerrar una empresa con deudas.

Pero antes, seguro que alguno ha pensado, ¿cómo puede una empresa de recobro ayudar a las empresas deudoras?

Pues esto tiene fácil explicación. Nuestra empresa no solo trabaja el aspecto del recobro sino que también se encarga del aspecto mercantil, fiscal, empresarial con lo que los conocimientos que podemos aportar en esta materia creemos son bastantes. También estamos acostumbrados a tratar compraventas de deudas e intermediamos en compraventas de empresas de nuestros clientes con lo que podemos aconsejar en base a la experiencia previa.

Cerrar una empresa nunca es fácil, pero si encima tiene deudas lo es todavía menos.

La primera opción que tenemos es poner nuestra empresa en liquidación. Esta opción solo es viable si la misma tiene suficientes activos como para poder pagar las deudas, en caso de que no podamos hacer frente a todas nuestras deudas según ley tendríamos que entrar en concurso de acreedores.

La liquidación es siempre la primera opción que tendríamos que valorar ya que es la menos costosa y difícil de llevar a cabo. Consiste en de manera ordenada ir pagando todas las deudas con los activos de la empresa.

Si no haces ni liquidación ni concurso y cierras la empresa puedes tener responsabilidad sobre las deudas del negocio.

Si prefieres la opción del concurso de acreedores aprovecha previamente el pre concurso. El pre concurso es una especie de “oportunidad” que se le da a la empresa para que alcance acuerdos de pago con sus acreedores. Si alcanzas acuerdo tus acreedores no tendrás porque denunciar judicialmente tus impagos y en consecuencia no tendrás que entrar en este proceso.

Otra opción que puedes plantear es la venta del negocio. Hoy día hay muchos compradores que comprar empresas por el valor de sus deudas. Si encuentras al inversor adecuando puede ser una opción muy recomendable (podemos ayudarte)

Por último, escucha a los que saben manejarse dentro de este sistema empresarial. Muchos empresarios son buenos en sus negocios pero luego no saben como gestionar este tipo de situaciones. Saber hacerlo puede marcar la diferencia.

Cobro Morosos y Cobro Impagados