Cobro impagados en la construcción

Sin lugar a dudas como empresa de recobro especializada en el cobro de impagados podemos decir que el sector de la construcción es uno de los sectores con mayor volumen de impagados.

Así pues lo que vamos a hacer hoy desde Grupo Recobro es explicarte como solemos trabajar el cobro de impagados cuando el deudor es una empresa que se encuentra dentro del sector de la construcción o en alguna actividad afín a esta.

Porque todo hay que decirlo, en el recobro de impagados la empresa de recobro tiene que saber que según la actividad de la empresa deudora se tiene que cobrar la deuda de una manera o de otra.

No tiene nada que ver proceder al cobro de impagados de una empresa deudora en el sector de la construcción que en una empresa en el sector servicios por ejemplo.

Para empezar porque los importes de las deudas suelen ser muy diferentes, mientras que en el sector de la construcción es bastante habitual reclamar deudas de importes medios o grandes en el sector servicios las deudas que se reclaman suelen ser pequeñas.

De hecho, solo con el factor del importe ya nos podemos imaginar que el cobrar impagados es muy diferente en uno y otro caso.

Siempre será mas difícil cobrar una deuda de importe elevado a cobrar una deuda pequeña. Además hay que tener en cuenta que puede pasar que el deudor no cuente con todo el dinero necesario para liquidar la deuda al momento con lo que habrá que buscarle formulas de financiación para que pueda ir pagando la deuda poco a poco.

¿Cómo realizamos el cobro de impagados en el sector de la construcción?

Pues lo primero de todo es averiguar el porqué el origen de la deuda. Esta forma de actuar es siempre la misma en todas las deudas que nos toca reclamar desde Grupo Recobro aunque con una salvedad, en el sector de la construcción al ser muy frecuente la subcontratación de empresas es muy fácil que se originen deudas de manera indirecta.

Es decir, la empresa deudora es deudora pero a su vez porque le deben la factura de esa misma obra otra empresa.

Por ejemplo:

La empresa A( Promotora) contrata a la empresa B (Constructora) para la construcción de un edificio. La empresa b posteriormente subcontrata parte de los trabajos a la empresa C (Subcontrata). Hasta ahí todo bien.

El problema es que luego llegado a vencimiento la empresa B no ha pagado a la deuda a la empresa C causando la contratación de la empresa de recobros.

Sin embargo, al entrar nuestros gestores de cobro en contacto con la empresa deudora (empresa B) comprobamos como el deudor REAL es la empresa A (Promotora) pues tampoco ha pagado a la constructora.

Esto es difícil de ver en otros sectores de la economía mientras que en la construcción si es algo muy habitual.

Por eso en el sector de la construcción no se puede empezar el recobro de impagados la igual que en otros sectores.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario