Cobros en efectivos y los problemas en el cobro de impagados

Como imagino ya sabréis la mayoría de empresarios que nos leen, desde hace tiempo el estado impuso una ley con la cual limito los pagos y cobros en efectivo de las empresas con un mismo cliente. Así pues la ley establece que como máximo una empresa solo puede pagar/cobrar en efectivo 2500€ de un mismo cliente al año.

A continuación lo que vamos a hacer es explicarte la importancia de seguir con esta norma pues en caso de que no nos paguen esa misma deuda el cobro de impagados puede ser un problema.

¿Porque puede ser un problema el cobro de impagados?

Pues muy sencillo, si por ejemplo tenemos una deuda que cobrar y resulta que no cumplimos con la legalidad vigente es posible que luego no podamos reclamarla.

Algo parecido pasa cuando las compras y ventas se hacen en dinero negro y no se declaran, que luego en caso de impago el acreedor normalmente no reclama nada pues se puede meter en problemas en caso de hacerlo.

Ambos realmente, acreedor y deudor.

De hecho hay deudas originadas en las cuales lo que ha pasado es que el acreedor ha entregado un dinero a su deudor y este luego no le ha entregado la mercancía. En este caso, realmente pasa justo al revés de lo habitual, aunque por desgracia también se da.

¿Qué hacer en estos casos?

Eso depende de cómo hayamos pagado. Si hemos pagado una mercancía que aun no hemos recibido y la hemos pagado al contado superando esta mas de 2500€ podemos tener un problema en caso de que luego reclamemos la deuda. No obstante también hay que decir que debido al poco tiempo que lleva esta ley la realidad es que se siguen reclamando deudas a pesar de no cumplir con esto y el estado aquí no multa ni hace nada.

Imagino que esto es debido a la voluntad del estado de ir reduciendo poco a poco la cantidad en efectivo en las compraventa empresariales pero entendiendo que es algo que no se puede hacer de la noche a la mañana.

De todas maneras si queremos hacer las cosas bien lo que tendríamos que hacer es limitar las compras y ventas en efectivo intentando no superar los 2500€ marcados por ley. Todo lo demás se tendría que dejar por banco, y no será por falta de alternativas.

Porque por banco no quiere decir que tengamos que hacer transferencia, también podemos ingresar en efectivo, podemos pagar con pagares u otros efectos comerciales, podemos pagar con cheques…es decir, posibilidades las hay y muchas.

Por otro lado también decir que si no hemos cobrado la deuda aunque hubiéramos querido cobrar en efectivo no habremos incumplido la ley pues no hemos llegado a cobrar y por tanto no hemos superado la limitación en los cobros en efectivo.

De tal forma, podremos reclamar la deuda sin problema ya sea por la vía del recobro extrajudicial o por la judicial.

En caso de que si que hubiéramos superado dicho limite lo que solemos recomendar desde nuestra empresa de recobro es reclamar la deuda por la vía del recobro extrajudicial y no por la del recobro judicial al evitar juzgado, abogados…en definitiva algo que nos pueda tirar para atrás la reclamación de deudas.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario