¿Cómo avalar una operación de crédito comercial? Recobro

En ocasiones vemos como al explicarle a los clientes como solemos entrar en la compraventa de deuda estos no entienden como se formaliza un aval en la venta a crédito comercial de mercancías, servicios… así pues, desde nuestra empresa dedicada tanto al cobro de impagados y cobro de morosos como a la compraventa de deuda te vamos a explicar algunos de los procedimientos que se suelen seguir en estos casos.

Nosotros por ejemplo en la compraventa de deuda exigimos siempre que el acreedor que desea vender su deuda cuente con algún aval que este garantizando la deuda, es decir, aval que normalmente aporta el deudor y que sirve como aval. Aquellas deudas que no cuentan con aval de por medio no son de interés para nuestra empresa.

Dicho esto, vamos a explicarte algunas de las formulas existentes para avalar una venta comercial en donde otorgas plazos de pago a tus clientes.

El problema de las facturas impagadas puede no serlo tanto, pagares impagados, letras cambio impagadas, cobro impagados, cobro morosos, empresa recobro, reclamar deudas, factoring, impagados

Aval bancario: Es un aval bastante utilizado por las empresas deudoras, es decir, estas empresas acuden a un banco el cual les sirve como aval frente al crédito comercial. Digamos que es como si el banco les diera financiación (pues les permite comprar sin poner ellos el dinero) de tal modo que el acreedor otorga el plazo sabiendo que el cobro lo tiene asegurado. En caso de no pagar el deudor pagara el banco/entidad financiera.

No obstante no es tan sencillo de conseguir como en un primer momento puede parecer, el banco aquí hará el estudio de viabilidad, analizara a su deudor y en base a eso determinara si la operación tiene o no sentido.

❷ Con letras de cambio o pagares: Es otra de las formas habituales para avalar una operación de crédito comercial. Ahora bien, aquí no estamos hablando de que solo firme el deudor y ya está pues entonces no hay ninguna diferencia con una deuda corriente en donde se emiten pagares y efectos comerciales, lo que estamos diciendo es que aparte tendrá que firmar un avalista del deudor el cual aportara mas garantías a la operación.

Este avalista actuara igual que un avalista en el sector financiero. En resumidas cuentas, en caso de que el deudor principal no pague el acreedor podrá actuar tanto contra el avalista como contra el deudor en el cobro de la deuda.

❸Inmuebles: Esta opción no es que sea muy habitual pues en la práctica solo llega a plantearse con ventas a crédito de importes muy elevados. Para importes medios/pequeños no es habitual que un deudor acepte aportar en garantía un inmueble de su propiedad, el cual por supuesto deberá de estar libre de cargas.

Si tu como acreedor aceptas un inmueble que tiene hipoteca como garantía es evidente que no conoces el significado de lo que es una garantía, pues aquí este inmueble no estará actuando como tal.

Lo que se hace en estas situaciones es antes de formalizar la venta acudir a una notaria en donde formalizar una hipoteca a favor del acreedor en la cual se hace constar la venta a crédito…

Posteriormente se registra dicha hipoteca en el registro de la propiedad pues si no de nada sirve todo esto.

Conclusión: Aunque estas son las formas habituales para avalar una venta comercial no es precisamente fácil conseguir que nuestro deudor acepte firmar uno de estos avales, y más si partimos del hecho de que no es lo habitual entre empresas usar avales como garantías.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario