¿Cómo se reclama un pagare impagado?

A continuación desde Recobro nos gustaría explicarte como se reclama un pagare impagado para que de ese modo conozcáis un poco más el proceso que se suele seguir en estos casos.

Teniendo en cuenta las características del pagare no es difícil entender porque es el medio comercial de pago más utilizado por las empresas en nuestro país. En caso de que uno de estos pagares resulten en impago (pagare impagado) el tenedor del mismo( acreedor) puede reclamar el pago al firmante del mismo a través de lo que se llama el procedimiento cambiario.

No solo esto, en caso de que el pagare no tenga la clausula “sin gastos” y la empresa acreedora haya reclamado el pagare en el plazo legal establecido puede ejercer lo que se llama el derecho de regreso en la cual en este procedimiento cambiario se puede reclamar el pago no solo al firmante sino también a los endosantes que hubiera así como demás obligados.

En la mayoría de los casos cuando es una empresa la que directamente quiere gestionar la reclamación de este pagare suele olvidarse tener en cuenta estos aspectos que al final son los que marcan la diferencia en el cobro.

También conviene mencionar que se pueden ejercer simultáneamente ambas acciones, es decir, la acción regresiva en donde reclamamos la deuda  todos los obligados y la directa en la que se busca al firmante.

Dicho esto, que pasos son los habituales en la reclamación del pagare:

❶ Acudir al juzgado correspondiente en donde vamos a iniciar el procedimiento, aquí el acreedor debe documentar al 100% la deuda originada. Esta reclamación debe presentarse en el juzgado de primera instancia  del domicilio del deudor. También deberemos incluir los datos del deudor para que esta pueda ser notificado del juicio de manera correcta.

❷Si el juez comprueba que se dan los requisitos legales para que pueda llevarse a cabo el juicio monitorio el mismo le dará un plazo de 20 días al deudor para que comparezca para pagar la deuda o bien para presentar un escrito de oposición en el que deberá dar razones que expliquen  porque se opone.

❸Aquí pueden pasar 3 cosas: El deudor paga la deuda, el deudor no comparece y por último el deudor se opone.

Si el deudor paga no hay problema , deuda resuelta. De hecho normalmente una vez al deudor se le notifica acerca de la deuda acude al juzgado y en caso de poder hacerlo suele pagar la misma para evitar otras acciones legales que se pueden hacer sobre él.

Si el deudor no comparece el juez dará al acreedor un poder de embargo y ejecución de bienes con los que poder embargar los bienes del deudor/empresa deudora en caso de que los hubiera. En caso de que al acreedor le interese llevar este procedimiento deberá iniciar un nuevo proceso, en este caso el de embargo de bienes.

Por último si el deudor se opone este tendrá que presentar un escrito dando las razones por las cuales se opone e incluso tendrá que presentar documentación que demuestra esto, en caso de que esto ocurra el juez en caso de deudas que sean inferiores a 3000€ el proceso monitorio se convertirá en un juicio verbal, y si por el contrario supera los 3000€ pasara a ser un juicio ordinario.

Deja un comentario