Consejos para no contratar deuda falsa – Empresa Recobro

Desde Grupo Recobro nos gustaría como empresa de recobro daros una serie de consejos para evitar contratar con el profesional del cobro correspondiente una deuda falsa.

Porque todo hay que decirlo, contratar deuda falsa no le sale gratis al acreedor que contrata, es decir, aquí el profesional del cobro querrá igualmente cobrar sus honorarios ya no del supuesto deudor ( es imposible porque no debe nada) sino directamente del acreedor.

Tened en cuenta una cosa, cuando vosotros como acreedores contratáis con una empresa de recobro la cual suele trabajar a comisión siempre y cuando la deuda lo permita (deudas sin localización del deudor o deudas muy antiguas no se permiten contratar a comisión) esta tendrá que soportar una serie de gastos en la reclamación de la deuda ya sea por desplazamientos del gestor de cobros, llamadas telefónicas y como no, el tiempo dedicado a la gestión.

Cada minuto que una empresa de recobro destina al cobro de una deuda es dinero que está perdiendo la empresa de recobro al menos que al final se consiga el cobro. De hecho hasta que la empresa de cobros consiga cobrar la deuda durante todo ese tiempo anterior la empresa dedicada al cobro de impagados estará perdiendo dinero.

Tiempo= dinero y eso es algo que no creo nadie nos lo discuta.

¿Qué pasa cuando se contrata deuda falsa?

Pasa que la empresa de recobro ha estado trabajando en una deuda que finalmente es imposible cobrar pues el deudor no debe nada. En consecuencia aquí la empresa de cobro pedirá directamente al acreedor el pago de sus honorarios pues sino no solo habría trabajado gratis sino que además habría perdido dinero en la gestión.

¿Cómo evitar contratar deuda falsa?

No es tan complicado como puede llegar a parecer, de hecho cualquier acreedor más o menos organizado sabe cómo hacerlo y no tendrá problemas en saber cuándo una deuda ha sido pagada y cuando no.

La problemática aquí viene en la contratación de deuda antigua en donde el acreedor al no llevar un control sobre sus cobros y pagos acaba enviando a la empresa de cobros una deuda que en su día ya fue saldada.

A continuación te explicamos algunos métodos para evitar esto:

❶ Revisar libros contables: Esta sería nuestra primera medida. Se supone en los libros contables de la empresa debes tener todos los ingresos y pagos realizados por tu negocio, en consecuencia si cumples esta regla lo mas fácil es revisar los libros de tu negocio. Además, no te supone mucho tiempo pues si sabes el año en el que se supone se produjo el impago puedes consultarlo de manera rápida a través de algún programa contable buscando por la cuenta correspondiente.

❷Revisar ingresos en cuentas bancarias. Si el impago no ha sido hace mucho quizás te sea más rápido realizar esta acción. Por el contrario si se trata de un impago de hace años esta opción no es la ideal.

❸Consultar a empleados y otras personas relacionadas con la deuda: ¿Has pensado en preguntar a alguno de tus empleados, gestores que llevaba  esta tema? A lo mejor ellos si se acuerdan y con esto no hace falta revisar mucho más.

En cuanto a consultar directamente al deudor también puede ser una opción aunque aquí ya es arriesgarse al poder entorpecer el futuro cobro.

 Cobro morosos y Cobro impagados

Deja un comentario