Control del riesgo en una operación comercial

Cuando los empresarios venden con plazos de pago siempre recomendamos como empresa de recobro que el vendedor haga previamente una serie de gestiones que son fáciles / sencillas y que de alguna manera reduciría la probabilidad de luego sufrir impagados.

¿Acaso eso no te gustaría? ¿Te gustaría poder vender otorgando plazos de pago facilitando la venta al comprador pero con menor incertidumbre en el cobro?

En este articulo por tanto lo que nos gustaría es aconsejar a las empresas que venden a crédito sobre cómo pueden reducir el riesgo comercial en las operaciones.

Y aquí con reducir el riesgo no estamos diciendo que la empresa no pueda vender a crédito, algo necesario si queremos vender pues en caso de querer trabajar al contado es muy posible que perdamos todos los clientes que podrían estar interesados dando igual el sector en el que nos encontremos.

En este articulo mas bien estamos hablando de otras formulas para conseguir esto.

¿Cómo podemos reducir el riesgo comercial en las ventas?

Informes de Solvencia: Esta seria sin lugar a dudas la primera opción que elegiríamos desde nuestro Grupo. Es decir, mediante estos informes comerciales los cuales muestran la situación de la empresa podemos conocer a quien estamos vendiendo a crédito para a partir de ahí tomar la decisión que creamos conveniente.

En estos informes de solvencia se obtiene información muy valiosa acerca de la empresa que es nuestro cliente, quienes son sus gerentes,  administradores, que capital social tiene la empresa, las perspectivas de negocio, si ha tenido alguna incidencia como puede ser un pagare impagado, si está o no en concurso….

Estos informes proporcionan bastante información aunque si es cierto que solo será posible obtenerlo si la empresa presenta cuentas anuales. No todas las empresas presentan cuentas anuales con lo que habrá casos en los que aunque queramos obtener esa información no podremos acceder a ella.

Registros de morosidad: Si los bancos y demás entidades financieras a la hora de tramitar un préstamo al cliente lo primero que suelen hacer es mirar si sus clientes están incluidos en alguno de estos registros de morosidad ¿Porque nosotros no vamos a hacer lo mismo?

Cobro morosos, cobro de deudas, cobro impagados, reclamación de deudas, recuperación de impagados, impagados, cobrar deudas, impagos, empresas de recobro, recobro, deudas, deudores, recobro deudas, recobro morosos, vecinos morosos, cobro extrajudicial , recobro extrajudicial, reclamar deudas,

Aquí puede parecer una tontería, pero si es una herramienta muy útil para saber si el cliente ha impagado alguna factura o bien si debe dinero a alguien.

Ahora bien, hay que tener cuidado con estos registros y hay que saber interpretarlos. Una persona puede estar incluido en alguno de estos registros por el impago de alguna pequeña factura telefónica, ADSL…y no tiene porque significar esto que sea un moroso profesional que es realmente lo que nos interesa saber.

Porque en estos registros el problema es que si no sabemos interpretar bien lo que nos dice podemos no vender a un buen cliente.

Dentro de los registros de morosidad hay muchos cada uno de ellos con su nombre correspondiente, no obstante los más grandes son el Asnef (Asociación nacional de entidades financieras) y por otro lado el RAI, también llamado registro de aceptaciones impagadas(este último centrado en empresas)

❸ Si no quieres preocuparte de nada de esto lo mejor que puedes hacer es externalizar todo esto en una empresa o profesional que se encargue de hacerlo por ti.

Nosotros por ejemplo tenemos una tarifa que es la de prevención de impagados en la cual ofrecemos justamente esto.

Si por el otro lado lo que queremos es tener un efecto disuasorio en el cliente, quizás la tarifa plana sea la mejor opción, que junto con la de prevención de impagados lo que genera es una barrera de protección en la empresa frente a impagos.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario