Control del riesgo en una operación de crédito

Como son los negocios…cierras una venta , estas contento por haberlo conseguido y luego, ZAS, en toda la boca, impago. ¿A quién no le ha pasado? Pues casi seguro a todos alguna vez nos ha pasado como empresarios esto que acabo de decir. Esto no significa que las empresas españolas sean en general morosas, pues las estadísticas demuestran que solo un 2% de lo que se vende a crédito (con plazo de pago) acaba en impago, sin embargo a pesar de eso vamos a dar una serie de consejos sobre cómo intentar mitigar este riesgo de impago.

Y es que a pesar de ser solo un 2%, puede pasar que mientras que un negocio tenga un porcentaje menor otro en cambio tenga volúmenes de morosidad que alcancen el 10%. Depende mucho de nuestro sector y no tanto de vender a plazos pues la mayoría de las empresas hoy día lo tienen que hacer para poder vender.

¿No vendes a plazos? Eso es porque tu cliente final es un particular y no una empresa, al menos es lo más probable.

Por ejemplo, si nos vamos al sector de la hostelería estos tienen tasas de morosidad elevadas, de hecho los niveles más altos de deuda se encuentran aquí incluso por encima de la construcción. Eso sí, a diferencia de la construcción donde se alcanzan niveles de deudas más o menos importantes aquí nos encontramos con deudas de pequeños importes, 1000-2000€ y así pero en cantidad.

¿Qué consejos podemos en base a la experiencia en el recobro de deudas?

❶ Hacer labores de prevención. Si podemos tener una empresa que nos diga si la empresa tiene deudas, está incluida en algún registro de morosidad…mejor. Normalmente las empresas de recobro venden estos servicios a través de sus tarifas de prevención. También puede hacer esta labor el propio cliente en la cual lo que hace es solicitar informes comerciales sobre la empresa con la que va a hacer trato para con esa información decidir si le interesa o no cerrar el negocio. Es importante saber analizar un informe comercial para tomar la decisión correcta.

❷ Desde nuestra experiencia, los clientes que tienen contratado un servicio de gestión de impagos sufren menos impagos. ¿Por qué? Porque la mayoría de estas empresas permiten y de hecho aconsejan a sus clientes informar en los contratos acerca de esta relación.

Pongamos un ejemplo:

La empresa “Hostelero moroso SL” quiere comprar 2000€ en mercadería a un proveedor. El hostelero no tiene ninguna intención de hacer frente a la deuda (luego lo camuflara con excusas) pero claro el proveedor eso no lo sabe. Sin embargo, una vez se va a vender a plazos, el hostelero comprueba que en el contrato del proveedor se incluye una clausula por la cual se dice que en caso de impago la empresa de recobro X podrá reclamar la deuda al “Hostelero moroso SL”….

¿El hostelero, está dispuesto a comprar aun sabiendo que luego tendrá una empresa de recobro detrás?

Por experiencia la mayoría entonces tirara atrás la venta o intentara de alguna manera cancelar esa clausula, algo que nosotros nunca recomendamos pues es la clave.

❸ Otra posibilidad es que la primera venta no se haga a crédito. Esto es lo que suelen hacer muchos negocios hoy en día, la primera venta exigen contado para a partir de ahí ya empezar a dar plazo de pago.

¿Y tú, que consejos nos darías para reducir la probabilidad de impago?

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario