Cuando como acreedor tienes que decidirte por una empresa de recobro

Desde Recobro a continuación te vamos a dar una serie de consejos en caso de que seas acreedor de alguna deuda pero sin embargo no estás seguro de iniciar la reclamación de la deuda a través de una empresa de cobros.

Como su propio nombre indica la empresa de recobro es una empresa que se dedica profesionalmente a cobrar deudas de varias maneras, aunque lo habitual es que estén centradas en el cobro extrajudicial también las hay que también pueden realizar el cobro judicial a través de abogado (Es el caso de Grupo Recobro por ejemplo). Con nosotros por ejemplo puedes ir por las dos vías, el recobro extrajudicial y el cobro judicial.

Una vez explicado esto lo siguiente que tienes que saber es que la empresa de cobros es una vía legal para externalizar el cobro de la deuda. Lo importante es contratar con una empresa que sea transparente y que sepas no genera problemas. En este sector hay empresas que si vemos su trayectoria han tenido problemas con clientes, con deudores, debido a su forma de actuar en el cobro, algo que desaconsejamos desde nuestro Grupo.

Nuestro lema en ese sentido es sencillo, hay que cobrar la deuda de manera eficaz pero siempre respetando la ley.

Por otro lado y volviendo al tema de los consejos,

¿Cuando conviene pasar a una empresa de recobro?

❶ Si eres un acreedor que lo que te interesa es cobrar la deuda cuanto antes aunque para ello tengas que perder un porcentaje (Comisión de la empresa de cobros) tu primera opción siempre será una de estas empresas. Está demostrado que estas empresas son las más eficaces para cobrar deudas en España, las estadísticas así lo demuestran, sin embargo normalmente por su coste en ocasiones el acreedor las deja como última opción.

Y el acreedor está en su derecho de intentar el cobro de otras maneras más baratas (Por ejemplo intentado ser el mismo quien cobre la deuda) ahora bien, si no conseguimos resultados y por fin nos decidimos a externalizar el cobro es posible que por antigüedad la tarifa que nos aplique la empresa de cobros sea diferente a la que podríamos haber obtenido en un primer momento.

Por tanto, si quieres cobrar la deuda nada más se produce el impago delega en la empresa de cobros.

❷ Si has iniciado la negociación con el deudor y lo único que ves es que el mismo da largas en el pago de la deuda, este es un síntoma claro de las verdaderas intenciones del deudor. Por desgracia el acreedor suele creer las primeras veces esta intención dejando pasar un tiempo importante hasta que al final descubre como un alto porcentaje de las ocasiones solo eran excusas para alargar el pago.

❸ El deudor no quiere pagar. Si el deudor te dice que no te va a pagar no hay razón mas grande que esta para decidirte por una empresa de cobros. Cuando un deudor dice esto lo tiene muy claro, aquí ya tienes que pensar porque vía te interesa iniciar la reclamación pero desde luego siendo tu mismo como acreedor el que intente cobrar no vas a conseguir nada.

❹Si ante una amenaza de iniciar el procedimiento por la vía judicial el deudor te dice que sin problema…cuidado, seguramente es porque sabe que por la vía judicial no vas a conseguir nada. Y teniendo en cuenta que en la vía extrajudicial los únicos que trabajan con resultados positivos son las empresas de recobro más claro imposible.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario