Cuando el acreedor es hasta más moroso que el deudor

Como empresa de recobro dedicada al cobro de impagados y cobro de morosos a nosotros en Grupo Recobro nos ha tocado gestionar operaciones de todo tipo.

 En ocasiones pasa que el acreedor que contrata con nuestra empresa para el recobro de deudas resulta que es más moroso que los deudores a los que supone tenemos que reclamarles el impago.

 Esto que decir tiene no tiene que ser un problema para nosotros pues nosotros solo velamos por los intereses de nuestros clientes no de los acreedores de nuestros clientes en caso de no haber contratado con nosotros, lo comento por si algunos piensan lo contrario.

 El problema viene cuando el acreedor que nos ha contratado a nosotros resulta que también adeuda a los supuestos deudores.

 Es decir, aquí el acreedor nos contrata para que recuperemos los impagos de deudores a los que curioso el dato, el también les debe.

 Por supuesto como aquí dichos deudores no nos han contratado para el recobro de impagos esa información no nos importa lo más mínimo, ahora bien, el problema es que negociar plazos de pago con dichos deudores no es nada fácil.

Te pongo varios casos reales. 

Julián le debe a Pedro la cantidad de 2000€ pero al mismo tiempo Pedro le debe una cantidad de dinero a Julián por valor de 1000€.

 Quien nos ha contratado para el recobro de deudas es Pedro queriendo este que le reclamemos a Julián la cantidad de 2000€, sin embargo al ponernos en contacto con él dice que de eso nada, que como su acreedor le debe unos 1000€ el solo tiene que pagar dicha cantidad en compensación.

2000-1000= 1000€

 Es aquí cuando surge nuestro cliente diciendo que en lugar de aceptar dicho acuerdo como valido pues sería lo moral y lógico dice que no, que él nos ha contratado para cobrar los 2000€ y que luego si quiere su deudor que nos contrate a nosotros para cobrarle a él.

 ¿Qué quiere decir esto?

 Pues que aquí el cliente lo que nos está diciendo es, “Vosotros cobrarle lo que me debe y luego ya me cobrareis a mí,”.

 Por supuesto cuando dice esto es porque sabe que no va a pagar y el propio deudor también lo sabe.

 Y claro, como el supuesto deudor al que nosotros reclamamos la deuda no es tonto no acepta y al final directamente no hay acuerdo de pago.

 Ahora imagínate que Pedro, no ha enviado una deuda sino que ha enviado más de 10 y en todos los casos que casualidad pasa lo mismo, todos los deudores nos dice que Pedro también les debe dinero…

 Como comprenderás en casos como este no aceptamos en ningún caso el cobrar la totalidad de la deuda sino solo mediante compensación.

 Aquí Pedro al mismo tiempo que cobrar sus deudas compensara lo que el también debe siendo esta la única manera de conseguir algún resultado positivo.

 Si no quiere hacer esto el resultado es obvio, no habrá resultado en el cobro de impagados dejando la empresa de recobro sus expedientes completamente paralizados.

Cobro impagados y Cobro Morosos

Deja un comentario