Deuda falsa en el cobro de impagados

Desde Grupo Recobro ya hemos explicado varias veces que al igual que se contratan deudas verdaderas en el cobro de impagados con la empresa de recobro correspondiente también pasa justo todo lo contrario, es decir, que el supuesto acreedor contrata deuda falsa aun sabiendo de la falsedad de la documentación.

Las consecuencias para el que contrata una deuda falsa son más que obvias pues en el contrato, el cual firman todos nuestros clientes, se incluye una cláusula advirtiendo de esta situación.

En líneas generales y para hacerlo de manera resumida, cuando un acreedor contrata una deuda falsa este posteriormente tiene que abonar a la empresa de recobro correspondiente los honorarios pactados como si se hubieran cobrado la totalidad de la deudas.

Ejemplo:

Acreedor contrata una deuda de 10 000€ al 35% a éxito. Ese 35% equivale a 3500€ de beneficio en caso de conseguir el cobro.

Bien, una vez el gestor de cobros se pone en contacto con el deudor descubre como la deuda es falsa. Así pues, se le deja de reclamar al deudor y se le reclaman los 3500€ al acreedor.

¿Por qué se hace esto?

Pues muy fácil, nosotros como empresa de recobro trabajamos una operación a éxito para luego conseguir resultados y así poder amortizar nuestro coste, si luego resulta que hemos trabajado una operación de recobro y esta deuda no es real al final pasa que solo nosotros hemos perdido tiempo y dinero.

Al acreedor claro muchas veces le da igual, como casi siempre contratan a comisión se piensan que pueden contratar cualquier deuda sin tener luego consecuencias…

Le dará igual hasta que le reclamemos la deuda claro está, pues esto es algo que siempre hacemos desde Grupo Recobro. Si se nos contrata una deuda falsa es seguro que luego iremos a reclamar a nuestro cliente por el tiempo gestionado y no cobrado.

Nosotros hasta ahora por suerte no hemos tenido que sufrir muchas de estas deudas falsas en la contratación aunque cuando se nos ha dado casi siempre hemos intentado ir por las buenas para hacer cumplir el contrato.

Solo en algunos casos en donde sabemos la deuda falsa fue fortuita y no intencional hemos aceptado alguna otra compensación como el envío de mas deuda para con ello cobrar más importe y así cubrir dichos gastos, aunque para que esto sea afectivo dependerá todo de si se consigue resultado o no en el cobro.

Me explico, si nosotros a un cliente le podemos reclamar 3000€ en honorarios por deuda falsa los cuales además son fácilmente cobrables y este para compensar nos envía deudas con 10 años de antigüedad, en caso de no conseguir cobrar la deuda que nos envío posteriormente le podremos seguir reclamando los 3000€.

Solo en caso de que con el envío de esa deuda extra consigamos cobrar nuestros honorarios anteriores daremos por finalizada la reclamación.

¿Cómo evitar contratar deuda falsa?

No es complicado, simplemente como acreedores tenemos que revisar documentación y tener un mínimo de memoria.

Realmente no es difícil si se hacen las cosas bien, lo que no se puede hacer como acreedor es enviar deuda para que la gestione una empresa de recobro sin tan siquiera revisarla pues si luego surgen problemas no será porque no os hemos advertido antes.

Cobro morosos y cobro impagados

Deja un comentario