Deudas entre particulares y gestión de recobro

¿Qué pasa cuando la deuda se da entre particulares y no entre empresas? Lo que suele pasar en estos casos es que la gestión de la empresa de recobro será diferente.

No es lo mismo realizar el cobro de impagados a una empresa a cuando se tiene que hacer a un particular. Desde el punto de vista de un acreedor es lo mismo, por el contrario no es lo mismo para la empresa de recobro.

Para empezar porque las empresas de recobro están acostumbradas a cobrar deudas a empresas y no a particulares.

Por supuesto esto es algo que se puede llevar también a cabo siendo algo además que en nuestra empresa hemos realizado anteriormente, el problema es que las deudas que te encuentras aquí son más complicadas de gestionar habiendo además muchas razones.

Cuando decimos que son más complicadas de gestionar estamos hablando acerca del recobro extrajudicial de deudas pues es evidente que por la vía del recobro judicial no habrá problema alguno en reclamar las deudas.

A través del juzgado no es problema reclamar la deuda, lo que pasa es que un porcentaje importante de los clientes que acuden a nuestra empresa de recobro lo que acaban contratado son deudas por la vía del recobro extrajudicial.

Algo normal por cierto y que no tendría que extrañar a nadie, casi todos que buscan una empresa de recobro lo que están buscando es el recobro extrajudicial de deudas.

¿Cuál es el problema de iniciar el recobro de deudas contra un particular?

El problema como siempre se da según el tipo de deuda que tengamos que reclamar.

Además, un particular no siempre tiene  ingresos con los que pagar la deuda, así como una empresa si está abierta y facturando se entiende que puede pagar la deuda aunque sea poco a poco por el contrario un particular que a lo mejor no tiene ingresos es prácticamente imposible poder acordar con el algún tipo de pago.

Por ejemplo una de las deudas habituales que desde Grupo Recobro nos toca gestionar es la deuda por impago de alquileres.

Esta en nuestra opinión son de las deudas más difíciles de gestionar entre otras cosas porque aquí el deudor suele ser insolvente.

Además, muchas veces el acreedor contrata el recobro de deudas para intentar con ello echar al inquilino del domicilio mas que para cobrar el impago de ahí que en este tipo de deudas el acreedor no pueda contratar a comisión.

De hecho, en líneas generales cuando son deudas entre particulares lo que hay que reclamar el acreedor siempre tendrá que abonar iniciales solo para la contratación con independencia luego de si se consiguen o no resultados en el recobro de impagados.

Nunca se saben los resultados que vas a tener en el cobro esa es la realidad, si puedes tener una serie de ideas pero la seguridad plena nunca la vas a tener.

También decir que las deudas entre particulares si son estas personas físicas solemos recomendar realizar el cobro a través del recobro judicial y no tanto por el recobro extrajudicial, razones en ese sentido hay más que de sobra.

Cobro Impagados y Cobro Morosos

Deja un comentario