Deudas impagables por mucho que el deudor quiera

Aunque en Grupo Recobro somos los primeros que nunca damos una deuda por perdida hay deudas y deudas.

Porque por mucho esfuerzo que le dedique una empresa de recobro a determinados tipo de deudas hay situaciones en las que el fracaso es seguro.

El problema es que esto es algo que no se ve siempre a las primeras de cambio.

Sin resultados en el cobro de impagados

Nos hemos encontrado en multitud de ocasiones en Grupo Recobro como tras empezar el recobro de deudas al poco tiempo hemos tenido que dar una operación de baja al ver que era literalmnmete imposible cobrar la deuda.

Algunas situaciones son evidentes y otras en cambio no tanto.

Por ejemplo ahora mismo me estoy acordando de una deuda en la cual como empresa de recobro empezamos a reclamar una deuda y luego descubrimos como el deudor había fallecido varios años atrás.

En este caso por supuesto la culpa fue del acreedor el cual no informo (seguramente por falta de información) acerca de este hecho pues sino es evidente que en ningún momento desde Grupo Recobro nos habríamos puesto a cobrar dicha deuda.

Esta por ejemplo podríamos denominarla como una deuda impagable pues evidentemente y a través del recobro extrajudicial de deudas no se le puede cobrar a una persona fallecida.

Y eso que hemos visto algún acreedor (cliente nuestro) el cual intento convencernos para que reclamáramos extrajudicialmente a los familiares del fallecido para cobrar la deuda, algo que por supuesto no hicimos.

No solo se consideran deudas impagables las que vienen por situaciones de este tipo, si lo que tienes es una deuda en la cual tu deudor no se encuentra en España prácticamente puedes decir lo mismo acerca de esa deuda.

Las cosas no son difíciles de entender y cuando el deudor esta fuera de nuestro país ya puedes haber contratado cualquier empresa de recobro que ninguna conseguirá el cobro.

Salvo por supuesto que sea el propio deudor quien tenga la voluntad de abonar dichas deudas.

Algo que a día de hoy muy pocas veces hemos visto en Grupo Recobro, lo normal es que cuando un deudor deje una deuda sin abonar esta si quede tal cual esta.

Es por eso que lo ideal tanto para el cliente que desea contratar con la empresa de recobro como para la empresa en si es que sea el propio acreedor quien explique con todos los detalles posibles el tipo de deuda que tienen para en base a eso saber esta si existe o no alguna probabilidad de cobro.

Más todavía si contratas pagando iniciales conviene hacerlo pues aquí el contratar con la empresa que ofrece el cobro de impagados te cuesta dinero.

En líneas generales las deudas que nosotros consideramos como incobrables son aquellas en donde el acreedor intenta contratar a la empresa de recobro 100%a comisión sin tener que pagar nada, ni tan siquiera planteándose la otra opción.

Como ellos no pierden nada les compensa llevar a cabo dicha contratación.

Dicho esto, como empresa de recobro tenemos varios mecanismos para intentar evitar en la medida de lo posible contratar estas deudas, no solo ya por la información que obtenemos de manera previa a la contratación sino sobre todo por nuestros requisitos para contratar bajo esta forma.

Cobro deudas y Cobro impagados

Deja un comentario