En los últimos años, el número de deudores en España ha ido en aumento. Hay varios tipos de deudores, están los que tienen voluntad de pago y los que no. No obstante y antes de comentar las diferencias entre los tipos de deudores veamos que es en sí un deudor.

El deudor es aquel (ya sea persona física o persona jurídica) que está obligada a la devolución de una deuda. Esta deuda no tiene porque ser dineraria, puede ser por la entrega de bienes como por la prestación de servicios no cobrados.

En España, principalmente en las empresas los medios de pago suelen ser bastante largos siendo habitual fácilmente 30 días. En estos casos, son muchas las veces que nuestro deudor impaga o bien se retrasa en el pago. Cuando un deudor se retrasa en el pago, aunque este tiene coste para nuestra empresa no es lo mismo que cuando vemos que la probabilidad de cobrar es cada vez menor.

Cuanto más tiempo dejemos pasar más daremos la deuda por incobrable.

En estos segundos casos es cuando la aparición de una empresa dedicada al cobro de deudascobro de morososreclamación de deudas y recuperación de impagados puede serle útil.

Nuestra empresa únicamente cobra sobre cantidades recuperadas lo cual es una gran ventaja para nuestro cliente acreedor ya que el coste para el de iniciar el proceso de cobro es nulo.

A diferencia de otras empresas nosotros lo primero que hacemos es analizar al deudor, es decir antes de ir directamente por la vía extrajudicial en la cual la presencia de uniformados será alto probable, lo primero que hacemos es buscar un acuerdo con el deudor, algo que normalmente conseguimos siempre y cuando el deudor tenga voluntad de pago.

Por el contrario cuando nos enfrentamos a un deudor que desde el principio vemos no tiene voluntad de pagar (algo bastante fácil de determinar en las conversaciones con el deudor) es cuando la fase extrajudicial toma presencia. La negociación aquí cambia de formas, actuando como empresa de recobro con uniformados buscamos el cobro.

Recobro ofrece siempre a los deudores de nuestros clientes diversas opciones en la fase de negociación, desde intentar actuar a través de la financiera hasta acordar plazos de pago que para el deudor sean asumibles.

Si estas interesado en recuperar alguna deuda o en que te llevemos la gestión del cobro ponte en contacto. Solicita Información sin compromiso

Cobro Morosos y Cobro Impagados