El cobro judicial no tiene un tiempo limitado

Así como en el recobro extrajudicial de deudas cuando el acreedor contrata con nuestra empresa de recobro se establece un periodo por el cual la empresa de recobro se la considera contratada con el acreedor, cuando estamos hablando del recobro judicial de deudas por el contrario no se establece ninguna fecha.

Esto es así porque cuando estamos hablando del recobro de deudas por la vía del cobro judicial es imposible poner un plazo concreto para el pago de sus deudas. Por tanto fijar un plazo sin saber el tiempo que se va a tardar en conseguir resultados o por lo menos sentencia es un sin sentido.

Tienes que tener en cuenta una cosa, tu puedes obtener sentencia y sin embargo no empezar a cobrar hasta dentro de 6 meses , un año o hasta incluso años después.

Por tanto el recobro judicial se considera como un tipo de gestión por la cual cuando se contrata no hay plazo, este dura hasta que la deuda prescriba o bien hasta que se cobre la deuda.

Puede que los acreedores no lo entiendas pero lo voy a explicar de la mejor manera posible.

El recobro judicial de una deuda la puedes llevar una sola vez, no más y te explicare porque.

Si reclamas judicialmente la deuda contra una deudor y obtienes sentencia a tu favor no te queda más que embargar en caso de que al deudor se le pueda embargar alguna cantidad de dinero, bienes….

No puedes volver a presentar demanda por la vía judicial ya que como hemos dicho tienes sentencia judicial a tu favor.

Una vez la tienes la vía judicial termina quedando solo el embargo de bienes.

Es aquí donde cada operación acaba de una manera, hay operaciones donde el deudor no paga aun con embargo encima al ser insolvente (en estos casos si sabemos que el deudor puede pagar la deuda lo que recomendamos es contratar el recobro extrajudicial de deudas con nuestra misma empresa de recobro) otras en cambio se consigue embargar alguna cantidad de dinero en otras se cobra el total.

Aquí lo que se hace en caso de no haber cobrado el total de la deuda es cada poco tiempo se iniciar procedimiento de embargo de manera que cuando el deudor tenga algo a su nombre que se le pueda embargar así se hace.

Porque no solo se embargan cuentas corrientes y bienes que pudiera tener el deudor, algo tan fácil como las devoluciones de hacienda (IRPF, HACIENDA) son una garantía de cobro cuando se produce la devolución.

Tenemos casos de deudores a los que nuestro departamento jurídico les va a embargar a través de las devoluciones del estado.

En lugar de ser el deudor quien cobre ese dinero lo cobraremos directamente nosotros al tener una sentencia judicial ganada contra el deudor.

Por eso no se pone nunca plazo ni tampoco puede el deudor echarse atrás una vez las gestiones en el recobro judicial han sido realizadas.

Porque si como acreedor quieres tras haber contratado paralizar todo el proceso en el recobro judicial te tocara abonar los honorarios a nuestra empresa de recobro.

Cobro impagados y Cobro morosos

Deja un comentario