El dilema de cuando externalizar el cobro

En las empresas de hoy existen mucho dilemas siendo uno de ellos el cuándo delegar en una empresa de recobro /abogado la gestión de un impago. Casi siempre lo primero que intenta la empresa es cobrar por su cuenta pues de esa manera la misma se puede ahorrar los honorarios de los gestores de cobro, sin embargo esto va mucho más allá.

Por experiencia, las empresas cuando tienen en mente contratar con una empresa de recobro es porque ha agotado todas las posibilidades que tiene en el cobro. Es decir, dejan esta empresa como última opción algo que es un error.

¿Porque es un error?

Es un error porque preguntes a quien preguntes este te dirá que con la empresa de recobro aumentas las posibilidades de cobro, mucho más que si quien reclama la deuda es solo un abogado, un mediador…

Entonces la pregunta es ¿Por qué dejas la mejor opción para lograr cobrar tu deuda como última opción?

Siempre es por la misma razón, porque así te ahorras el coste y el porcentaje que estas empresas cobran las cuales siempre son más altas que las de los abogados, mediadores…

Actuar así sin embargo no suele traer buenos resultados pues en ocasiones cuando por fin el empresario se decide a externalizar el cobro en la empresa ya es demasiado tarde. Por muchas horas que emplee el gestor de cobros intentado cobrar una deuda si nos decidimos por contratar una deuda antigua es muy posible que el resultado sea cero.

Aquí da igual que empresa de recobro sea la contratada, si nos decidimos a enviar una deuda antigua la experiencia nos dice que el resultado es el que será. Las estadísticas son las que son, estas demuestran que cuanto más tiempo se deje pasar una deuda como impagada luego más nos contara reclamar la misma.

Entre otras cosas para evitar el tema de las deuda antiguas desde Recobro decidimos incluir en nuestras tarifas la “Tarifa Plana” una tarifa hecha a medida para evitar precisamente estas situaciones. Con esta tarifa el acreedor nada más sufre un imago tiene una empresa de recobro gestionando la deuda.

Además al no aplicar porcentajes sobre la cantidad recuperada sino que al ser una cuota mensual no tiene por qué preocuparse de los porcentajes aplicados. Por una cuota pequeña mensual el cliente delega todos sus expedientes de cobro desde el minuto uno y además no tiene porque luego pagar ninguna comisión sobre cantidades recuperadas.

De ahi que esta tarifa sea muy recomendable para empresas y pymes pues además de esto que acabamos de explicar también obtiene lo que se llama como el efecto disuasorio de la tarifa. (Para saber más sobre esto entra aquí).

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario