El error de confundir a la empresa de recobro

 Hoy en Grupo Recobro como empresa de recobro dedicada al cobro de impagados y recobro de deudas vamos a dar nuestra opinión acerca del error que cometen algunos deudores cuando están siendo reclamados por parte de una empresa de recobro.

 En este caso vamos hablar del intento que cometen algunos deudores de confundir a la empresa de recobro con la intención como siempre de no pagar sus deudas o por lo menos de retrasar lo máximo posible el pago de la misma.

 Concretamente estamos hablando del intento de confusión que realizan con lo relativo al ingreso de la deuda.

 Es decir, hay deudores que para evitar pagar la deuda argumentan que van a pagar al acreedor o incluso que ya le han pagado.

 Esto más que ser algo positivo al final acaba por perjudicarles pues las empresas de recobro lo primero que harán será comunicarse con el acreedor para ver la veracidad o no de esta información.

 Y seamos correctos, un deudor que dice ha pagado a su acreedor tiene que demostrar que lo ha hecho, de lo que no hay duda es que decir que se ha pagado la deuda cuando es mentira es lo peor que un deudor puede hacer.

 Esto es así porque a estos deudores las empresas de recobro los consideran como morosos profesionales, decir, gente que no está dispuesta a pagar sus deudas de ninguna de las maneras.

 Sus tácticas suelen ser muchas siendo una de ellas el decir que han pagado la deuda o mil historias más.

 Por supuesto esta forma de actuar no se emplea contra el acreedor directamente sino con las empresas de recobro o profesionales dedicados al cobro del impago.

 La empresa de recobro puede no saber si es verdad o no lo que dice el deudor de ahí que le dé la posibilidad de demostrar que lo que dice es cierto.

 Como ya te puedes imaginar si el deudor no aporta esta documentación en un plazo prudente la empresa de recobro seguirá haciendo las gestiones de cobros necesarias para conseguir resultados.

 Eso es así, lo que no puede pretender un deudor es que diciendo esa frase la empresa de recobro le vaya a dar un margen de semanas o incluso meses para que demuestre la misma.

 Esto es algo que no se permite ya que ese tiempo lo puede emplear el deudor para cerrar la empresa, cambiar de ubicación y en definitiva salirse con la suya.

 Para que te hagas a la idea esta misma semana hemos tenido un caso de este tipo.

 Estamos reclamando la deuda a un deudor con varios coches rotulados y gestores de cobro delante de su empresa, pues bien  al tercer día dice que vale, que paga su deuda pero en lugar de pagarnos a nosotros directamente coge y dice que a hablado con el acreedor para pagarle a él directamente.

 Pues bien, nos ponemos en contacto con el acreedor y comprobamos como todo esto no es verdad, ¿Que vamos a hacer nosotros?

 El mismo Lunes, vamos a volver con las visitas presenciales.

 Además el deudor tiene que pagar la deuda en la cuenta que nosotros digamos no en las que diga el acreedor que para eso a nosotros se nos ha contratado para la gestión de la deuda, aquí el acreedor poco pinta en la negociación o en establecer los medios de pago con el deudor.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario