Elegir entre el cobro judicial y el recobro extrajudicial

Es una de las decisiones que prácticamente todos los clientes interesados en contratar con una empresa de recobro se tienen que plantear antes o después.

Los hay que tienen claro desde el primer momento el tipo de gestión quieren contratar y los hay en los que pasa justo lo contrario.

Acreedores que cuando quieren iniciar el recobro de deudas no están seguros de hacer por una vía o por otra.

También nos gustaría decir desde Grupo Recobro que no son muchas las empresas dedicadas al cobro de impagados que pueden llevar ambas gestiones al mismo tiempo.

Lo habitual en el mercado es encontrarse con empresas dedicadas al cobro que cobren la deuda por una vía o por la otra.

No es habitual por el contrario  encontrarse a empresas que como nuestra empresa puede cobrar deudas de las dos formas previstas.

En este articulo te queremos dar nuestra opinión acerca de cómo es mejor cobrar deudas.

La decisión en nuestra opinión la tendría que tomar siempre el acreedor teniendo en cuenta el deudor que tiene.

Aquí la clave es saber si se trata de un deudor solvente o insolvente siendo sin duda lo más importante.

Porque claro, recomendar el cobro judicial si el deudor es insolvente no teniendo nada que pueda ser embargado es una pérdida de tiempo segura.

Es algo que considero los clientes tienen que saber en todo momento siendo además bastante lógico.

Por esa razón es que los abogados no suelen trabajar a comisión en el cobro de deudas, porque si luego el deudor es insolvente se quedaran sin cobrar nada.

Es ese el motivo por el cual la mayoría de profesionales dedicados al cobro de impagados por la vía del recobro judicial suelen cobrar al cliente nada más se contrata.

Se hace en primer lugar para evitar la situación de que luego no puedan cobrar sus honorarios.

Por tanto con esto ya podemos decir que el cobro judicial solo podrá ser recomendado en caso de tener una alta probabilidad de cobrar el impago.

Si no es este caso y la probabilidad de éxito es pequeña siempre será mejor contratar el recobro extrajudicial de deudas y además os explico los motivos de ello.

Primero porque aunque ya no es frecuente que las empresas de recobro trabajen 100% a comisión en algunos casos pueden aun hacerlo.

Esto lo que significa es que podremos contratar el recobro de deudas sin tan siquiera tener el problema de abonar los costes de reclamación judicial.

También en algunos casos nos podremos ahorrar los costes de contratación aunque como hemos dicho todo dependerá de la empresa de recobro.

La mayoría hoy en día exigen el cobro de iniciales salvo cuando el recobro parece seguro.

Entonces si suelen admitir cobrar deudas sin exigir a los clientes el pagar nada.

Una vez que conoces nuestra opinión acerca de cuándo llevar ambos tipos de cobro ¿Qué opinas?

Eres de los que siempre lleva el cobro de una manera independientemente del deudor ¿o te sueles adaptar a este?

Si quieres danos tu opinión en los comentarios

Cobro impagados

Deja un comentario