Empresas de recobro telefónico, una opción entre muchas

Dentro de las muchas empresas de recobro existentes en España cada tipo de empresa funciona de una manera diferente en el mercado, unas están especializadas en el recobro judicial de la deuda, otras en cambio en el recobro extrajudicial mediante la presencia física y otras en cambio buscan el recobro telefónico como vía para el cobro de deudas.

Por lo que hemos podido ver a lo largo de nuestros años de experiencia en el sector del cobro, el recobro telefónico es sin duda alguna la peor de todas las opciones antes mencionadas siendo útil solo en determinados casos enfocadas sobre todo al sector financiero en donde por operativa es necesario reclamar la deuda de esta manera.

Es imposible que por ejemplo una financiera delegue la gestión de cobros en una empresa de cobros que actúa judicialmente (por coste) ni extrajudicialmente con presencia física(por el coste que también le aplicaría la empresa de recobro) siendo la única manera de poder gestionar miles de casos al mismo tiempo el cobro telefónico.

Exceptuando casos como estos (financiación) ¿Porque creemos desde Recobro que el cobro telefónico no es eficaz?

Lo creemos porque la mayoría de las deudas que se dan entre empresas si solo nos limitamos a intentar cobrar por teléfono al final no conseguiremos nada al no ser este tipo de deudor igual que el de la financiación.

Hay estadísticas que demuestran que el 67% de los impagos producidos entre empresas son intencionales, es decir, que el propio empresario no quiere pagar la deuda no porque no pueda sino porque no quiere. Es por esto que desde Recobro siempre preferimos actuar o bien judicialmente o bien por la vía extrajudicial con PRESENCIA FISICA.

Cuando actuamos judicialmente no hace falta la presencia física ya que se actúa a través del juzgado siendo esta opción nuestra preferida cuando el deudor es solvente (tiene patrimonio) y puede pagar la deuda, sin embargo, en el recobro extrajudicial cuando vemos que el deudor puede pagar pero no quiere tenemos que enviar si o si un gestor de cobros para que lo visite ya que si no las posibilidades de cobro son menores. Esto está demostrado. No es lo mismo el efecto que produce sobre el deudor el solo llamarle por teléfono que enviarle un gestor con coche rotulado a su negocio y hacerle una vista para negociar la deuda.

Mientras que en el recobro telefónico el deudor suele poner excusas o intentar alargar el proceso en el cobro presencial al deudor lo último que le interesa es alargar el proceso ya que mientras tanto todo el tiempo en que el deudor no paga es tiempo que el gestor lo dedica a hacer visitas…

En consecuencia recomendamos a los clientes que antes de contratar con una empresa de recobro el cobro de sus deudas se informen antes como gestionan el cobro y con esa información decidir si nos interesa o no. Nosotros en ese sentido tenemos varios tipos de tarifas según el cobro que quiera llevar el acreedor, por lo que es prácticamente imposible que no tengamos una tarifa que se adapte a lo que el cliente desea.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario