¿Estás seguro que tu deudor te ha impagado?

Esta es una de las preguntas que desde Grupo Recobro como empresa dedicada al recobro de impagados y cobro de morosos mas solemos hacer a los clientes que nos llaman antes de contratar.

Es necesario hacer esta pregunta porque no siempre lo que para un cliente es un impago para el deudor lo es. Es decir, hay deudas que mas que acabar impagadas acaban en un retraso de pago, no obstante esto es algo que a lo mejor el acreedor no sabe interpretar ni sabe cómo actuar en estas situaciones.

En ese sentido nosotros desde Grupo Recobro poco les podemos ayudar pues no tienen contratada con nosotros la tarifa plana (aquí gestionamos todas las deudas, retrasos en los pagos sufridos por nuestro cliente) por lo que aquí solo nos limitaremos al cobro de una deuda una vez contratada.

Para nosotros una deuda que pasa aunque solo sea un día de su plazo de pago estipulado ya es una deuda impagada y por tanto en caso de que el deudor llame para contratar así trataremos la deuda.

Lo que si hay que reconocer es que evidentemente no se da el mismo trato a una deuda que ha resultado impagada pero solo hace unos pocos días desde su impago que una deuda en donde el deudor lleva semanas /meses sin liquidar al cliente.

No es lo mismo un caso que el otro y eso desde Grupo Recobro lo sabemos.

Por esta misma razón cuando desde nuestra empresa de recobro tenemos que gestionar una deuda de este tipo lo solemos llevar todo por la vía del recobro amistoso intentado hacer ver al deudor que más que un impago es un retraso.

Es importante actuar de este modo pues si la empresa de recobro contratada actuara contra el deudor como si de un moroso intencional se tratara a lo mejor el deudor elimina la voluntad de pago que tenia.

Eso tampoco es que nos preocupe demasiado pues nosotros cobramos igualmente deudas aunque el deudor no quiera pagarlas desde el primer momento (deudores intencionales también llamados morosos profesionales) aunque está claro que no es aconsejable entorpecer un cobro que de otro modo podía haberse cobrado fácilmente.

Que decir tiene que en el recobro amistoso nosotros aquí lo que hacemos es simplemente recordar al deudor que no ha pagado su deuda en tiempo y forma e intentar con ello obtener un plazo determinado para el cobro de la deuda.

Porque claro, así es como empiezan todos los impagos. Primero es solo un día de retraso, luego pasa una semana, después varias, luego meses…

Por tanto si no se tiene experiencia en el cobro de impagados es difícil saber como actuar en cada caso pues el miedo de perder a un futuro cliente siempre esta ahí.

Precisamente por eso desde Grupo Recobro desde hace tiempo que estamos ofreciendo el servicio de tarifa plana para aquellos empresarios que no saben lidiar en este tipo de situaciones necesitando de personas expertas para resolverlas antes de que muchas acaben en impago.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario