Explicación del préstamo Cancelación de deudas

Entre varios de los productos financieros que tiene la financiera con la que trabajamos está el de “cancelación de deudas” el cual está adaptado bastante bien para los clientes de Recobro. Si entráis en la web y leéis las condiciones y requisitos veréis como se hace mención a alguna mejora de las condiciones de este préstamo (el cual disfruta el prestatario) pues este préstamo se caracteriza por tener un menor tipo de interés que el resto. Esto provoca que el préstamo de cancelación de deudas sea el crédito más barato del mercado dentro de lo que es la financiación privada, donde los tipos de intereses aplicados van del 12% al 15%. Normalmente más cerca del 15 que del 12.

Hay otras financieras que anuncian tipos de interés del 8% pero eso es solo publicitario, no hay más que ver la oferta que hacen en comparación con la del 12-15 para comprobar que sale igual ¿Cómo es posible si se supone que en una se aplica el 8% de tipo de interés y en otra el 15%?

Todo dicho.

Ahora, para no descentrarnos vamos a hablar del producto cancelación de deudas.

Dentro de nuestra empresa cualquier cliente que necesite cancelar una deuda ya sea este acreedor o deudor y sea viable el poder ofrecerles financiación se beneficiara de las condiciones de este crédito.

El negocio consiste en lo siguiente.

Imagina que tu como cliente has contratado con nuestra empresa de recobro el expediente de cobro de una deuda. Dentro de este contrato nosotros cobramos sobre las cantidades recuperadas un porcentaje.

Una vez analizada la situación del deudor comprobamos que tiene avales con los que poder avalar con lo que decidimos ofrecerle la posibilidad de que la financiera actué aportando financiación al deudor (importante tener en cuenta que la financiera solo actúa en caso de haber avales de por medio, los préstamos personales no se pueden tramitar aquí)

La financiera realiza el estudio de la operación y determina que la misma puede ser viable con lo que presenta oferta a presentar a su cliente, el cual es el deudor de nuestro cliente. En caso de aceptación por parte del deudor la financiera otorga el préstamo al mismo cancelando de esa manera el crédito que tiene nuestro cliente.

Como comprobaras no es algo complicado de llevar a cabo, lo realmente difícil es que el deudor esté dispuesto a avalar para eliminar su deuda. Recordar que la opción de la financiera es solo una alternativa, el objetivo es que el deudor pague la deuda con los recursos que el consiga por su cuenta, algo que en ocasiones al no tener este liquidez no es posible.