Facturas en el recobro de impagadas

Las empresas de recobro al igual que el resto de empresas que trabajan dentro de la legalidad deben de encontrarse en una situación tributaria y mercantil legal y por tanto has de poder emitir y recibir facturas en caso de que se diera el caso.

En el caso de las empresas dedicadas al cobro de impagados es frecuente la realización de facturas en el momento en el que se liquida a los clientes. No obstante y por operativa lo habitual es enviar estas facturas al finalizar todo el proceso del cobro con la idea de evitar posibles pérdidas de tiempo que todo esto llevaría.

Lo habitual en ese sentido es enviar las facturas por los cobros realizados al mismo tiempo que se liquida a los clientes el total de la deuda.

Porque lo que no hacemos es tener que hacer factura por liquidaciones periódicas ya sean mensuales, trimestrales con la pérdida de tiempo que eso supone.

Con la idea de mejorar la eficiencia por parte de la empresa de recobro lo habitual es mantenerse a la espera hasta que llega un punto en el que es necesario emitir la factura correspondiente.

En cuanto al IVA de las facturas esto viene explicado en contrato.

Nosotros normalmente al porcentaje aplicado en el recobro de deudas luego le sumamos el IVA, esto lo que significa es que si el deudor ha contratado el recobro extrajudicial de deudas al 45% a ese porcentaje luego habrá que sumarle el IVA correspondiente.

Porque al ser un servicio de cobro el que los clientes contratan es lógico que a la cantidad cobrada la empresa de recobro le tenga que aplicar un IVA al ser este un servicio mercantil más.

Es muy importante que como cliente tengas claro el tema del IVA pues más de un cliente en la liquidación nos ha preguntado acerca de esto.

Te pongo un ejemplo real, cliente deudor está pagando 300€/mes por la deuda que en su día origino a un cliente nuestro.

Con el acreedor hemos firmado el recobro de deudas al 35% de recobro más IVA.

Por tanto de esos 300€ que le cobramos al cliente nuestra comisión y por tanto nuestro beneficio seria de (300* 0.35) y a esa cantidad habrá sumarle el IVA correspondiente.

Lo mismo pasaría si en lugar de haber contratado el recobro extrajudicial de deudas hubiera contratado el recobro judicial o nuestra tarifa plana.

Al precio de todos estos servicios luego tenemos que añadir el IVA correspondiente y por tanto a la hora de calcular la liquidación correspondiente habrá que tenerlo en cuenta.

En la factura por supuesto incluiremos tanto el porqué del cobro de los honorarios como los datos del acreedor que hubiera acabado contratando con nuestra empresa.

Por último me gustaría añadir que las facturas en el cobro de impagados son gasto para la empresa contratante y por tanto se las pueden deducir como gasto empresarial pues casi siempre está ligado a una actividad empresarial.

Solo en el caso donde el cliente acreedor sea un particular y no una empresa (algo no habitual) no podrán hacer esto.

Cobro impagados y Cobro deudas

Deja un comentario