Ficheros de morosidad en el recobro

Los ficheros de morosidad siempre han estado relacionados con el recobro de deudas de una manera o de otra pues de hecho estos registros lo que buscan precisamente es hacer que el deudor pague sus deudas.

En Grupo Recobro te queremos dar nuestra opinión acerca de los ficheros de morosidad y de cómo tienen que ser usados en el mercado.

Un registro de morosidad básicamente es un registro a través del cual un acreedor puede incluir a su deudor de manera que luego las empresas que tienen en cuenta la presencia en registros de morosidad le puedan negar alguna cosa (financiación, crédito comercial…)

Esto lo que provoca es que muchas personas quieran desprenderse de la deuda que origina dicha inclusión ante las dificultades que esto le está ocasionando.

Por ejemplo a nivel financiero una persona que está en el asnef es probable le salga denegada la hipoteca bancaria solo por esto.

Si el asnef es de pequeño importe y el cliente puede pagarlo es muy posible que quiera cancelar ese asnef y por tanto la deuda antes que seguir con el problema del registro.

Más que un problema podríamos decir es algo molesto pues lo que ocasiona es que la empresa o deudor lo tenga más difícil para conseguir acceder a ciertos servicios, entre ellos casi seguro los servicios financieros.

Tenemos que reconocer eso si que cada vez más empresas trabajan con empresas como asnef empresas, raí (registro de aceptaciones impagadas) para comprobar la solvencia de sus clientes de ahí que no sea mala ideal el intentar evitar la inclusión en dichos listados.

Y eso sin hablar de empresas que tengan contratado servicios como crédito y caución pues lo que es seguro es que estas empresas siempre miran la presencia de los clientes en estos listados.

Podemos decir por tanto desde Grupo Recobro que la presencia de estos listados a nivel empresarial suelen entorpecer la marcha del negocio pues muchas veces las empresas necesitan recurrir a estos servicios.

Que por una pequeña deuda en dicho registro impida el acceder al servicio pues como es lógico a no muchos gusta.

Esas pues serian las ventajas de los ficheros de morosidad, que consiguen en cierta manera presionar al deudor para que pague sus deudas.

¿Cuál es la parte negativa de los ficheros de morosidad?

Pues que no en todos los casos es efectivo.

Si la empresa a la que has incluido por ejemplo no necesita echar mano de estos servicios estar en asnef, raí o cualquier otro registro les es completamente indiferente.

Es más, si la empresa deudora en cuestión tiene otras muchas deudas además de la tuya como comprenderás la inclusión en este listado no le preocupara lo más mínimo pues a lo mejor al mismo tiempo tiene reclamación de deudas por otros sitios mucho más complicadas que la vuestra.

Es por eso que se dice que la utilidad de los registros de morosidad sobre todo se ve con particulares, asalariados, pensionistas que tienen ingresos fijos no tanto con empresas y autónomos.

¿Qué opináis vosotros acerca de los registros de morosidad, te parecen una buena opción?

Cobro impagados y cobro morosos

Deja un comentario