Impagados cuando la deuda es antigua

La gestión de impagados no se hace de igual manera cuando la deuda es antigua a cuando la deuda es reciente. Esto es algo que desde Grupo Recobro siempre hemos querido dejar claro a todos aquellos que nos leis, de ahi la importancia de insistir en que contrateis con la empresa de recobro nada mas se produce el impago.

A continuación en este articulo lo que vamos a hacer es explicar algunas de las diferencias en los metodos de cobro y ambas situaciones.

Porque claro, en un caso el deudor si reconoce la deuda al ser reciente la deuda mientras que en el otro caso es posible que el deudor ya ni se acuerde de la deuda que en su dia genero.

Y no solo cambian los metodos empleados en el cobro sino tambien los resultados. Cuanto mas antigua es una deuda mas dificil es cobrarla. Esto es algo que podemos ver en las estadisticas de cualquier empresa de recobro.

La razón por la que es mas dificil cobrarla tambien es obvio, en deudas antiguas es mas dificil que el deudor vaya a estar dispuesto a pagar una deuda antes que en una deuda reciente.

Ademas el deudor aqui ya sabe que durante x tiempo el acreedor no ha hecho absolutamente nada para cobrar sus deudas con lo que ahora es posible no haga caso al cobro.

Lo que si esta claro es que si se trata de una deuda antigua la unica posibilidad que tiene el acreedor que quiere cobrar su deuda es la de reclamar extrajudialmente mediante empresa de recobro sobre todo si ya no puede actuar judicialmente.

Lo decimos porque es posible que judicialmente usted como acreedor ya no pueda reclamar la deuda. En caso de que siga siendo esta una posbilidad entonces tu como acreedor puedes elegir que opción tomar.

En nuestra opinión y para deudas antiguas en las que el acreedor no haya hecho nada para intentar cobrarlas siempre es mejor actuar judicialmente antes que el extrajudicial siempre y cuando la deuda no haya prescrito.

La razón por la cual recomendamos esto es porque con deudas muy antiguas es muy posible el cobro no sea facil a nivel extrajudicial pues el deudor puede no reconocer la deuda, a lo mejor ya no se acuerda de la misma, puede exigir demasiada documentación (algo que es muy factible el acreedor de la deuda no tenga tras haber pasado tanto tiempo…)

Por tanto esta opción al no requerir de la voluntad del acreedor para el pago de sus deudas es la primera opción que recomendariamos.

No obstante antes de iniciar una reclamación judicial aconsejamos a los acreedores que investiguen un poco a su deudor para comprobar las posibilidades de cobro.

Si resulta que tu deudor es insolvente pues no esta trabajando y ademas no tiene ningun bien a su nombre es evidente que nosotros no recomendariamos llevar a  cabo dicha acción.

Es por esto que nosotros lo que aconsejamos es lo siguiente, antes de llevar  a cabo ninguna acción gastaros algun dinero enla investigación ya sea contratando a un detective por ejemplo o bien a traves de la empresa de recobro.

Nosotros por ejemplo esa gestión la hacemos cuando vamos a reclamar una deuda pero a cambio siempre exigimos que el cliente pague iniciales.

Es decir, dicha gestión aparte de llevar tiempo cuesta tambien dinero. Por ejemplo, solicitar una nota simple en el registro de la propiedad para ver si el deudor tiene bienes a su nombre cuesta unos 10€, lo mismo con otros documentos.

Cobro morosos y cobro impagados

Deja un comentario