Impagos continuos de un mismo deudor a diferentes acreedores

Cuando hablamos de que hay deudores que dejan dinero a deber habría que diferenciar entre varios tipos deudores. Están aquellos deudores que tienen alguna factura impagada no siendo esto algo habitual en su forma de trabajar y tenemos por otro lado los deudores que no solo tienen facturas impagadas sino que el rastro de acreedores que va dejando atrás es bastante grande.

Claro está, como empresa de recobro a nosotros lo que nos gusta realmente es reclamar a los segundos tipos de deudores y además por razones obvias, no obstante también procedemos al cobro en los primeros aunque si es verdad que los métodos empleados no son para nada similares.

¿Qué tipo de cobros hacemos en un caso y en otro?

Bueno, eso depende sobre todo del deudor que tengamos en frente. Nosotros como empresa de recobro profesional siempre intentamos obtener resultados a través de la negociación amistosa con el deudor, ahora bien, lo que no se puede permitir en ningún caso es que los deudores lo único que hagan sea dar largas en el pago de sus deudas.

Nosotros como empresa de recobro necesitamos que estos deudores demuestren compromiso de pago aunque sea pequeño pues en caso contrario lo que haremos será proceder al recobro extrajudicial.

Tenéis que tener en cuenta que el deudor lo tiene muy fácil para mentir a la empresa de recobros, ahora, lo que este deudor también tiene que entender es que la empresa de recobro trabaja a comisión y por tanto no ha cobrado a no ser que te cobre al deudor. Esto lo que significa es que dicha empresa no se va a olvidar del deudor, no solo eso, tampoco aceptara que de manera continua el deudor evite el pago.

Es por eso que en el cobro de impagados las empresas de cobros suelan exigir poner fechas, para saber con certeza cuando se cobran las deudas y cuando el deudor incumple con su palabra.

Porque si el deudor dice, te pago dentro de poco es posible que ese “dentro de poco” se extienda en el tiempo, algo inadmisible para una empresa como la nuestra.

Si el deudor en cambio te dice, pago el día 1/Julio/ 2015, si para esa fecha el deudor no ha pagado nosotros sabemos que el deudor ha incumplido y por tanto le podremos aplicar otro tipo de cobros, en este caso el cobro extrajudicial.

Y eso que a nosotros siempre nos gusta cobrar por la vía amistosa dando al deudor la posibilidad de pagar con tranquilidad, hay otras empresas que directamente si el deudor no paga le planta un gestor de cobros uniformado sea o no un moroso profesional.

Nuestra forma de trabajar es diferente solo empleando estos métodos considerados por los deudores como “duros” con aquellos deudores sabemos no tienen ninguna intención de pagar aun estando obligados a ello.

¿Aplicar el sentido común?

¿Y si el deudor no es uno de estos morosos profesionales y es un buen cliente? ¿Por qué aplicar el recobro con gestores uniformados cuando a lo mejor aunque se consiga cobrar es posible la empresa contratante pierda al cliente?

Por estas razones nosotros actuamos como lo hacemos incluso en el recobro presencial.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario