Impagos fortuitos y como solucionar estas deudas

Que no todos los impagos son intencionales es algo que todos sabemos, para empezar, los impagos que se originan entre particulares o bien por deudas financieras no suelen tener un alto porcentaje de intencionalidad a diferencia de las deudas entre empresas en donde las estadísticas dicen que más del 67% de los impagos se producen a propósito.

Por suerte nuestra empresa de recobro gestiona principalmente deudas entre empresas pues nuestros gestores de cobro prefieren siempre cobrar deudas a personas que no pagan porque no quieren no porque no puedan.

No obstante en ocasiones se da que la deuda que se está reclamando se ha originado de manera fortuita, es decir, no es una deuda que en ningún caso se pueda calificar como que se ha generado a propósito sino que más bien es todo lo contrario.

Esto en ningún caso significa que la empresa de recobro (en este caso nosotros) estemos justificando el impago, pues no lo estamos haciendo, ahora bien, es evidente que los gestores de cobro encargados de reclamar estas deudas no podrán en ningún caso insistir en el cobro del impago como hacen con otros deudores que si son intencionales.

Con el deudor fortuito no se puede reclamar la deuda de la misma manera que se le reclama al deudor intencional para empezar porque en un 99% de las veces los deudores fortuitos siempre están dispuestos a liquidar la deuda en cuanto puedan hacerlo a diferencia del deudor intencional también llamado por algunos como moroso profesional el cual aunque pueda lo último que hará es justamente esto.

¿Cómo se cobran deudas a estos deudores?

❶ Hay que negociar con ellos, y sobre todo tenemos que dejarles explicar su situación financiera actual. Es vital esto ya que por mucho que el acreedor y nosotros mismos queramos cobrar una deuda lo que no podemos hacer es dejar al deudor en una situación financiera vulnerable solo por querer cobrar una deuda. Esto no funciona así, si el deudor tiene pocos ingresos lo que se busca es establecer alguna fórmula de pago aunque sea  a largo plazo, fraccionando pagos….Se puede hacer de muchas maneras.

❷ En caso de que el impago sea fortuito y en ese momento no cuenten con la liquidez necesaria para hacer frente a la deuda desde nuestra empresa de recobro el deudor siempre tiene la posibilidad de financiar sus deudas con nosotros. Si eres deudor y te gustaría cancelar tus deudas podemos ser tu solución.

Lo que se hace aquí es trasladar el expediente al departamento financiero de la empresa el cual será el encargado de gestionar el mismo con la intención de conseguir liquidez con su deuda.

* Importante, solo tienen acceso a ellos los deudores de NUESTROS CLIENTES, es decir, nosotros no gestionamos estas situaciones a deudores cuyos acreedores no nos han contratado.

❸ Pagos en especie: Es una de las formulas habituales para liquidar deudas. A veces el deudor no dispone de dinero con el que pagar sus deudas pero si bienes con los que hacer esto. Lo habitual es pagar con algún vehículo, algún inmueble (piso, local, terreno). Ahora, esto no es tan fácil como parece pues el acreedor tiene que aceptar eliminar su deuda a cambio del pago en especie del deudor.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario