Impagos parciales y que podemos hacer

¿No te ha pasado nunca que tienes los típicos clientes que a la hora de pagar una deuda no lo hacen del todo?

Clientes que saben tienen que pagar una cantidad de dinero y aunque no dejan tras de sí un impago lo que hacen es pagarte menos de lo acordado.

Te pongo un ejemplo, cliente que tiene que pagar una factura de 1500€ y luego en el momento del pago solo te paga 1400€.

Tampoco es que haya dejado un impago grande ni tampoco sea algo elevado pero es algo a considerar y más cuando de lo que estamos hablando es de facturas empresariales.

Porque muchas veces aquello que se “olvida” de pagar nuestro cliente es justo el margen que obtenía la empresa en cuestión.

Lo hemos visto gran cantidad de veces esta forma de actuar siendo por cierto más frecuente de lo que incluso nosotros podemos llegar a pensar.

¿Por qué hay gente que no paga el total de la deuda cuando saben perfectamente que la deuda es mayor?

En el 99% de los casos lo hacen porque saben que al ser poca la diferencia no pasara tampoco nada grave.

Clientes deudores que saben que por no pagar un 5% o 10% su acreedor tampoco les pondrá demasiados problemas con tal de no perderlos como clientes.

Es algo que además se puede ver fácil a la hora de empezar a trabajar con alguna de estas personas.

No es una estrategia aislada además, esta forma de proceder la emplean con cualquier persona y empresa.

Es por eso que llegado a un momento se les conoce en el sector viéndose muchas empresas obligadas a aumentar el precio cuando los clientes llevan a cabo la compra.

¿Qué se puede hacer en estos casos y cómo podemos protegernos de estos deudores?

Aquí poco podemos hacer salvo dejarle claro que no se admite esta forma de proceder arriesgándonos en consecuencia a perder un cliente.

Si os tengo que dar mi opinión creo que siempre es mejor perder un cliente que no acepta esta forma de proceder pues sino al final es el cliente quien decide como y cuanto nos paga.

Y eso no puede ser, no si se quieren hacer las cosas de manera profesional.

Lo que seguro no tiene sentido es llevar el cobro de la deuda por juzgado pues al ser solo una parte pequeña lo que os adeudan los deudores pueden buscar mil excusas para evitar el pago.

Que si la otra parte había hablando de hacer un descuento por pago, que si la pague en mano….

Con el recobro extrajudicial aun tendríamos alguna opción aunque al final como siempre los deudores utilizarían las mismas estrategias para evitar esto.

¿Que aconsejamos cuando se dan impagos parciales de manera continua?

Si es la primera vez que un cliente lo hace la próxima vez tenemos que hacerle saber exactamente la cantidad que tiene que pagar.

De esa manera si vuelve a hacer lo mismo sabremos perfectamente que lo hace porque no tiene intención de pagar el total de la deuda.

En caso de repetirse la situación ya es vuestra decisión saber qué hacer, mi opinión es clara, siempre es mejor perder un cliente que no tener uno que paga lo que quiere.

Cobro morosos y cobro impagados

Deja un comentario