Impagos recientes y labor de la empresa acreedora

¿Tienes una empresa y te han dejado algún impago hace poco? ¿Sufres impagados de manera continua o solo de manera esporádica?

Si tienes un negocio lo más probable es que alguna vez hayas sufrido algún tipo de impago. En caso de no haber sufrido ninguno estás de enhorabuena, ahora, es seguro que antes o después sufrirás algún tipo de impago.

Por el contrario si esto no es posible al trabajar tu empresa cobrando sus honorarios antes de trabajar es evidente que no podrás sufrir ningún impago, pero al mismo tiempo también estarás perdiendo todos los días una importante cantidad de clientes.

La mayor parte de las empresas suelen ofrecer algún tipo de crédito comercial a sus clientes, pues se necesita en la mayoría de casos.

Aquí la clave es saber que hacer nada más se ha producido el impago.

Y mira que ya lo hemos explicado veces en Grupo Recobro explicando en nuestra opinión que es lo que los acreedores tendrían que hacer en estas situaciones pero los clientes suelen seguir cometiendo los mismos errores.

¿Como sabemos que siguen cometiendo los mismos errores de siempre?

Lo sabemos porque cuando los mismos nos envían el expediente de cobro al analizarlo nos damos cuenta como la deuda se ha llevado mal desde el principio.

El problema de hacer una gestión mala de la deuda es que los deudores con esto se confían pensando en que ya no hay razón para pagar sus deudas.

Luego cuando la empresa de recobro entra en el cobro de impagados como te puedes imaginar le resulta mucho más difícil conseguir los resultados que esperaba obtener.

O haces bien la gestión en el cobro de la deuda desde el principio o es mejor que para eso externalices los cobros de tu empresa.

¿Que es mejor, cobrar la deuda aunque a esa cantidad haya que quitarle el porcentaje de cobro de la empresa de recobro o es mejor no cobrar nada?

Porque eso es lo que acaba pasando en la práctica, la mayoría de acreedores cuando intentan cobrar deudas por su cuenta se encuentran con que no hay manera de conseguir cobrar ya.

De hecho, el mayor experto en impagados en España os podría decir lo mismo, cuando quien reclama la deuda es el propio acreedor o bien su departamento de cobro los resultados suelen ser malos.

Esto es asi porque lo peor que puede hacer un acreedor por raro que parezca es ser él quien reclama la deuda.

Al menos con los morosos intencionales pues con los fortuitos (aquellos que dejan alguna deuda impagada sin querer) da igual como reclames la deuda que no podrás cobrar en ese momento)

El porqué pasa esto es porque la empresa acreedora no suele causar ningún tipo de efecto en el deudor y por tanto no hay motivo para pagar la deuda.

Por tanto emplea cualquier otra fórmula dentro de las opciones de recobro, pero si puedes evita esta.

Si acaso puedes intentar aplicar las primeras dos semanas pero no más pues aquí el objetivo del deudor suele ser ganar tiempo pudiendo hacer que su acreedor este años y años aplicando esta fórmula de cobro sin ningún resultado.

Cobro impagados y cobro morosos

Deja un comentario