La vida del moroso particular

Que hay morosos en España es algo que todos sabemos, no obstante desde nuestra empresa solemos centrarnos más bien en el moroso profesional empresarial, es decir, aquel que funciona en el ámbito mercantil y está acostumbrado a dejar a deber facturas a sus proveedores. Esto es así porque nosotros generalmente no reclamamos deudas cuando hay particulares de por medio, digo normalmente porque claro siempre hay excepciones.

 En el artículo de hoy por tanto nos gustaría hablar acerca de otro tipo de moroso que aun no siendo profesional acumula deudas por igual y no tiene ninguna intención en pagarlas desde el primer momento. Como hemos dicho antes este moroso profesional no se dedica profesionalmente a deber dinero sino que suele tener trabajo…sin embargo es en sus compras habituales donde va dejando pequeñas cantidades de dinero a deber.

Y no es que sea muy difícil hacerlo. ¿Cuántas veces hemos ido a un establecimiento de venta y hemos visto como ese mismo establecimiento nos financia la venta de sus productos? Seguro que muchas. Hoy día se puede financiar casi todo, e incluso aquellos que no financian en ocasiones no cobran al contado sino que lo apuntan en la cuenta del cliente.

El mejor ejemplo en ese sentido lo tenemos en el bar. ¿Has escuchado alguna vez el, “Apuntalo en mi cuenta”? Seguro que si, pues bien este bar aunque no lo parezca está financiando la compra que ha realizado el cliente, pues no está cobrando por la prestación de sus servicios. Esto se pueda dar en cualquier tipo de comercio no importa cuál sea este, eso sí, solo lo ofrecerán en caso de que seamos ya conocidos…

Por otro lado están los negocios que si financian sus ventas a los clientes ya sea  través de la propia empresa o bien a través de financieras de dinero rápido.

Un claro ejemplo lo tenemos en las tiendas de electrodomésticos las cuales si suelen financiar las compras de sus clientes. ¿Como las suelen financiar? Pues generalmente lo hacen otorgando la propia empresa el plazo de pago necesario para que el cliente pueda comprar ese producto. La idea es buena pues de esa manera en lugar el cliente de tener que pagar de golpe la compra lo puede hacer en cómodos plazos. El problema de esto es que también existen morosos que se aprovechan de este tipo de venta para lograr mercancías sin pagar luego nada.

Hay multitud de películas que han mostrado como suelen actuar esta personas siendo en mi opinión una de las mejores de la “El gran Vázquez” que básicamente es la típica actitud del moroso profesional, aunque llevado al ámbito particular y no tanto al mercantil.

Cabe decir que por supuesto este tipo de moroso es 100% insolvente, es decir que es casi seguro no logremos cobrarle de ninguna de las maneras. Solo si dispone de ingresos demostrables en forma de nomina /pensión..podremos utilizar esa baza para cobrar nuestra deuda.

¿Conoces alguna persona que reúna las características aquí descritas? Recuerda, no hay que confundir aquel que compra a plazos y no puede pagar por algo ajeno a su control que aquel que no paga porque no quiere hacerlo.

Cobro Morososy Cobro Impagados

Deja un comentario