Largas en el recobro de impagados – Empresa de Recobro

Que en el recobro de impagados cualquier empresa de recobro tiene que sufrir excusas por parte de algunos deudores es algo que todos sabemos y hasta nos parece normal visto desde fuera, no obstante, en el artículo que a continuación escribimos desde Recobro te vamos a explicar algunas de las consecuencias habituales que tiene para el deudor el dar largas al gestor de cobros encargado de reclamar la deuda.

Claro está que todo depende del tipo de empresa de recobro que haya contratado la empresa acreedora pues no es lo mismo una empresa de recobro telefónico que una empresa de recobro presencial, ahora bien, vamos a explicar esto pensando en que somos nosotros (empresa dedicada al cobro de impagados mediante recobro presencial) los que reclamamos la deuda.

¿Qué pasa cuando el deudor da largas en el recobro de impagados?

Pues lo primero que tenemos que entender es que nadie, ni el gestor de cobros encargado de llevar la gestión ni el acreedor sabe realmente cuando lo que está diciendo el deudor es verdad o mentira. Porque por largas no nos referimos a una deudor que nos dice desde el principio que no va a pagar sus deudas, más bien nos estamos refiriendo a aquellos deudores que no se niegan a pagar la deuda pero luego a la hora de la verdad mucha palabrería pero luego esto no se traduce en el pago de ninguna deuda.

Lo habitual por parte de estos deudores es la intentar alargar al máximo el cobro de la deuda pues piensan que de esa manera la empresa de recobro al final se cansara y dará por vencida la deuda (así es como hacen las empresas de recobro telefónico), ahora, cuando es una empresa de recobro presencial lo que pasara en la práctica es que el deudor tendrá que soportar una visita por parte del gestor de cobros de la empresa. Y aquí ya no valdrán largas ni más excusas.

De hecho, nosotros a la hora de negociar con deudores hemos visto como han estado meses dando largas y hasta que no les hemos dicho de hacer visita presencial no han estado dispuestos realmente a pagar la deuda.

Algo parecido pasa con aquellos deudores en los que encima la empresa de recobro les ha conseguido una quita de la deuda a cambio de cobrar la misma rápidamente, en estos casos el tema es simple.

La quita solo se pone durante un tiempo con el objetivo de que el deudor pague rápido la deuda, por el contrario, si lo que hace es darnos largas la misma ya no se aplica y en la visita del gestor por mucho que ahora quiera pagar la deuda el deudor CON QUITA esta ya no será aplicada, se tendrá que abonar la totalidad de la deuda.

La razón por la que se actúa así es precisamente esta, nosotros como empresa contratada para reclamar deudas actuamos de buena fe, el problema es que no siempre los deudores con los que tratamos actúan de igual modo sino que buscan la forma de no pagar a través de todas las formulas existentes.

Y no hablamos aquí de deudores fortuitos que no pueden pagar, más bien estamos hablando de aquellos deudores que pueden pagar pero no quieren.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario