Morosos en el alquiler, impago de alquiler

En el cobro de impagados una de las deudas que siempre se repite y lo seguirá haciendo por cierto es la que tiene que ver con las deudas por alquiler.

 En este caso como te puedes imaginar quien contrata con la empresa de recobro es el casero, es decir, quien alquila su inmueble y luego se queda sin cobrar las rentas.

 Seguidamente en el siguiente articulo lo que vamos a hacer desde Grupo Recobro es explicar cómo solemos trabajar cuando reclamamos la deuda a inquilinos morosos siendo este un tipo de impago por cierto habitual en nuestro país.

 La dificultad que genera el impago de alquileres son dos, por un lado que es muy difícil analizar ante qué tipo de deudor estamos en frente y en segundo lugar porque este tipo de impago muchas veces no persigue el cobro sino el echar al inquilinos de la propiedad.

 Es por eso que en el recobro extrajudicial de deudas nosotros como empresa de recobro cuando llevamos un impago de alquileres aplicamos una serie de tarifas diferentes, entre otras cosas para evitar abusos por parte de acreedor.

 ¿Qué quiere decir esto en el impago de alquileres?

 Lo que quiere decir ni más ni menos es que hay acreedores que cuando contratan con una empresa de recobro extrajudicial lo hacen porque realmente lo que buscan es echar a los inquilinos de la propiedad, el cobrar o no la deuda les es indiferente realmente.

 Por eso contratan con una empresa de recobro presencial, porque saben que dichas empresas con sus gestores de cobro se presentaran al cobro de manera presencial causando una molestia en los deudores…

 De hecho es frecuente que muchos de estos deudores al poco tiempo salgan de los inmuebles que no pagaban cuando ven que hay gestores detrás suya, el problema para nosotros es que claro, como no se nos paga por echar a nadie (de hecho no es nuestro objetivo, es una cosa que ocurre de manera indirecta) sino por cobrar la deuda pues claro, al final vemos como hemos trabajado para nada.

 Y aquí el acreedor en cambio si consigue un beneficio económico, quizás no haya conseguido cobrar pero ha conseguido echar a sus inquilinos que a lo mejor por cierto se iban a quedar mucho más tiempo sin pagar la deuda de manera que no le costado nada.

 Hasta ahora.

 Actualmente todo aquel cliente que quiera contratar el recobro extrajudicial de deudas y sea por el impago de un alquiler, a no ser que el inquilino ya no se encuentre en la propiedad objeto de impago el acreedor tendrá que abonar iniciales solo para contratar con nosotros.

 Es decir, si el deudor sigue dentro del inmueble ya no actuamos solo a comisión sino que se pide al cliente iniciales para poder iniciar el expediente. En caso contrario y sintiéndolo mucho no entraremos en ningún recobro.

 La razón de esto es precisamente para evitar lo que hemos dicho antes, el contratar para echar a sus inquilinos en lugar de cobrar.

Si el inquilino ya se encuentra fuera de la propiedad entonces por supuesto los clientes podrán contratar 100% a comisión.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario