Pagos de la empresa de recobro al acreedor

Cuando se están produciendo los cobros ya sean en su totalidad o mediante pagos parciales la empresa de recobro es la que tendrá que abonar los mismos al acreedor. No es el acreedor en ningún caso quien ingresa la cuota del deudor, no, el deudor aquí tiene que ingresar a la empresa de recobro para luego ser esta quien liquida  al acreedor su parte correspondiente.

Por ejemplo, una deuda de 10 000€ en donde la empresa de recobro hubiera pactado con el acreedor un porcentaje de honorarios del 45% sobre lo recuperado en caso de cobrar la totalidad de la deuda, los 10 000€ serán ingresados en la cuenta de la empresa de recobro para luego ser esta quien ingresa 6500€ en la cuenta del acreedor.

La razón por la que se hace de esta manera es porque ya nos hemos encontrado con acreedores que a la hora de pagar a la empresa de recobro siempre han buscado la forma de no hacerlo, los hay incluso que una vez conseguido el cobro han intentado renegociar el porcentaje hacia abajo sabiendo ellos por supuesto que tienen el poder de negociación.

Para algunos acreedores cuando ven que nuestra empresa de recobro consigue resultados de manera más o menos rápida al final esto lo ven como que tienen que pagar un porcentaje para un trabajo realizado en poco tiempo.

Por ejemplo, esa deuda de 10 000€ si nuestros gestores de cobro logran cobrar la deuda en menos de 1 semana el acreedor puede pensar que 4500€ para una semana de trabajo es mucho, ahora, teniendo en cuenta que no todas las deudas se cobran igual este no debería de ser el pensamiento.

Hay deudas que se cobran rápido, otras que tardan más en cobrarse y en otras en cambio el deudor directamente no abona  la deuda, si el acreedor quisiera actuar de esta manera nosotros también podríamos hacerlo de la misma manera pero al revés, es decir, cuando tardamos más de la cuenta aplicaríamos un porcentaje mayor de lo acordado y cuando no cobramos nada (el deudor no ha pagado) también exigiríamos al acreedor el pago por el trabajo realizado.

Como esta no es la forma de trabajar de las empresas de recobro el porcentaje pactado será el que se tenga que abonar y cobrar.

Y claro esto es algo que no aceptamos y qué decir tiene que cuando esto ha pasado hemos conseguido luego el cobro en su totalidad gracias al trabajo de nuestros gestores.

En cuanto a la forma de liquidar los cobros eso depende de contrato, los hay que pagan a medida que se van realizando los cobros(nosotros por ejemplo lo hacemos de esa manera) están los que pagan trimestralmente, semestralmente…

No obstante nosotros por ejemplo en los pagos básicamente solemos esperar a que el deudor haya pagado por lo menos cierta cantidad de dinero, en caso contrario nosotros no podemos estar perdiendo tiempo ingresando al acreedor para cantidades pequeñas de 50€ por ejemplo. Para evitar pérdidas de tiempo innecesarias cuando son deudas pequeñas las que hay que cobrar esperamos a que el deudor haya abonado cierta cantidad para que tenga sentido emitir la transferencia a favor del acreedor. Si no en muchas deudas tendríamos que estar ingresando 20,30,50€ cada vez y esto es algo que ocasiona una pérdida de tiempo importante.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario