Pasar de deudor a acreedor en el cobro de impagados

Una de las cosas que vemos prácticamente todas las semanas al realizar nuestro trabajo como empresa de recobro especializada en el cobro de impagados y cobro de morosos es ver como muchos de los deudores a los que reclamamos las deudas acaban en el futuro contratando con nuestra empresa el cobro de sus facturas.

¿Por qué pasa esto? ¿Por qué un deudor al que en su día reclamamos una deuda nos contrata cuando es él a quien le deben el dinero?

Pues muy fácil, por la experiencia que tiene en el cobro de impagados cuando en su día le reclamamos nosotros su deuda.

Nada como la experiencia para determinar si una empresa de recobros es buena o mala realizando su trabajo, además, por lo que hemos podido observar la mayoría de los deudores que nos contratan lo hacen sobre todo por la profesionalidad mostrada durante el cobro del impago.

Nosotros como empresa de recobro no queremos parecernos a otras las cuales hay que decir que en muchos casos actúan rozando la ilegalidad, nosotros realizamos nuestro trabajo respetando la legalidad vigente y teniendo un trato con el deudor lo más profesional y serio posible.

Es decir, Al ver como realizamos el cobro de impagados desde Grupo Recobro nos consideran una buena opción al ver que conseguimos resultados (a ellos en su día les llegamos a cobrar las deudas) al tiempo que tratamos al deudor de manera correcta.

Os podemos contar varios casos reales de este tipo en donde el deudor a acabado contratando deudas que también le debían para saldar sus deudas una vez la suya ya había sido saldada.

No obstante, cada caso es diferente. Hay deudores que contratan la gestión de una deuda pues el impago ocasionado por el mismo es debido a deudas que le han dejado a deber a él. En estas situaciones nuestra empresa de recobro tiene que intervenir aceptando como buena voluntad del deudor la gestión de derechos de cobro impagados pues es evidente que no podemos aceptar el impago de una factura aduciendo a que le deben dinero al mismo tiempo que no intenta cobrar dichas deudas.

Además, una de las tácticas habituales de los deudores que no tienen intención de pagar sus deudas es decir que no pueden pagar porque a ellos también les deben. En ese caso aquí la solución es sencilla.

Si tienes facturas impagadas desde Grupo Recobro te vamos a ayudar a cobrarlas para que de ese modo nuestro cliente también pueda cobrar su deuda.

¿Te parece bien?

Cualquier respuesta que no sea un sí solo significa una cosa, las deudas no existen sino que todo es una excusa para no pagar su deuda.

Tenemos varios casos de estos actualmente en marcha en donde al deudor se le da la posibilidad de demostrar el porqué del impago mostrando las facturas impagadas que tiene para nosotros iniciar la reclamación a posteriori.

De momento a un deudor parece que ya se le ha cazado (es por una deuda de unos 3000€) pues por lo que vemos no tienen ninguna intención de intentar el cobro de las supuestas facturas impagadas.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario