Pasar deuda impagada a préstamo

Una de las opciones que te ofrecemos en Grupo Recobro con la idea de solucionar los impagados que pudieras tener es esta, pasar todos los impagos que hayas dejado a préstamo.

No obstante esto es algo que finalmente siempre será decisión del deudor llevarla o no a cabo pues aunque tú como acreedor puedes dar tu opinión intentando siempre conseguir el cobro es el deudor quien decidirá.

Porque lo que no se puede hacer es transformar un tipo de deuda en otra sin el permiso del deudor.

¿De qué hablamos al decir de pasar una deuda en préstamo?

Estamos hablando desde el punto de vista del deudor pues desde el punto de vista del acreedor una vez se realiza la operación su deuda es cancelada y en consecuencia el cobra la misma.

Es al deudor a quien en definitiva le tiene que interesar llevar a cabo la operación de préstamo.

Lo que se hace es que una deuda que el deudor tenia impagada deja de estarlo al convertirse la misma en un préstamo.

Esto es algo que podemos hacer al contar con departamento financiero en la empresa, ahora bien, dicho esto solo será posible mediante la aportación de avales.

Un deudor que haya dejado impagos no puede tramitar ninguno de los productos sin aval con los que cuenta la financiera con lo que o tramita con aval o no podrá tramitar nada.

En la compraventa de deuda por ejemplo nuestra forma de actuar es la misma siendo además por eso que siempre exigimos aval.

En lugar de comprar la deuda para luego ejecutar que es lo que harían todos lo que hacemos nosotros es comprar la deuda con el objetivo de transformar la misma en un producto financiero.

Bajo esta modalidad todo el mundo sale ganando, por un lado el deudor pues elimina el impago evitando entre otras cosas la reclamación de la empresa de recobro, el acreedor por otro lado porque consigue cobrar la deuda y nosotros porque hemos realizado una operación que nos interesa.

El inconveniente quizás para el deudor es que pasa de tener una deuda impagada la cual hasta ahora no estaba pagando a tener un préstamo el cual debe de pagar al encima estar avalando con algún bien suyo.

Por esa razón son muchos los deudores que se niegan a firmar esta opción siendo además una viable y que les permite no tener que pagar la deuda de golpe.

Además, es solo una alternativa más que nuestra empresa de recobro ofrece a los deudores, es decir, que si el deudor no acepta esta opción siendo además viable nosotros aquí no podremos hacer nada, lo que si haremos será continuar con el recobro de deudas.

Continuaremos con el recobro sabiendo que el deudor se ha negado a dar por zanjada su deuda siendo la misma una opción.

Desde nuestra empresa ofrecemos diferentes opciones a los deudores para pagar sus deudas, lo que no puede ser es que ninguna de ellas sea finalmente escogida por el deudor pues esto solo se puede traducir de una manera, que el deudor no quiere pagar la deuda.

 Cobro morosos y Cobro impagados

Deja un comentario