Aunque existe una creencia de que las deudas en España no prescriben lo cierto es que si, las deudas en España si prescriben aunque también es cierto que los requisitos para que se dé el caso también son muchos.

Empecemos, para considerar que una deuda prescribe lo primero que tiene que pasar es que la misma no se reclame. Esto es algo que no suele pasar habitualmente pues sobretodo las grandes empresas donde es más fácil acumular deuda (bancos, telefonía) siempre reclaman a través de sus abogados.

Recordar que una carta de reclamación de deuda ya es suficiente para volver a iniciar el plazo de prescripción de la deuda aunque lo más habitual es que la deuda sea reclamada por la vía judicial, para garantizar de esta manera que la deuda sigue reclamándose.

La segunda razón para que una deuda pueda prescribir radica en que el deudor no reconozca la deuda. Evidentemente si se ha firmado un documento en el que se documenta la deuda de poco sirve el negar la existencia de la misma.

Teniendo en cuenta que esto no suele ser muy habitual vamos a considerar que la deuda esta vencida, impagada y es reconocida por el deudor, en estos casos los plazos de prescripción van a depender del tipo de deuda.

A continuación vemos los diferentes plazos de prescripción de una deuda:

❶Hipotecas: Prestamos con garantía hipotecaria, el impago de este tipo de préstamo tiene un plazo de prescripción de 20 años. Es decir, que además de la ejecución hipotecaria tendremos que asumir que el banco nos podrá seguir reclamando la deuda (siempre y cuando quede deuda impagada) durante los siguientes 20 años

❷Deudas personales. Básicamente aquí dentro están las deudas donde el aval es nuestra propia firma, no hay garantía de devolución para el acreedor. Podemos considerar que son deudas personales préstamos personales, prestamos de consumo (cuando compramos algo a plazos). El plazo de prescripción de la deuda será de 15 años.

❸ Pagos de carácter periódico que hayan resultado impagados tienen un plazo de prescripción de 5 años. Aquí dentro se podría incluir por ejemplo las deudas procedentes por impago del alquiler.

❹Deudas con hacienda, seguridad social. Las deudas tributarias tienen un plazo de prescripción de 4 años.

❺Deudas impagadas por impagos a profesionales (Generalmente en el sector servicios).

Ej: Una deuda que tengamos con nuestro gestor que haya resultado impagada, el plazo de prescripción es de 3 años.

Por último, las deudas por negligencia/multa tienen un plazo de prescripción de 1 año.

A todo esto habría que comentar el hecho de que si somos deudores tenemos que saber si las deudas que tenemos han prescrito o no. Esto es importante pues sobre todo las grandes empresas dedicadas al recobro (sobretodo vía telefónica) las cuales suelen ser empresas extranjeras compran deudas que a veces han prescrito y se las reclaman a los deudores sin saber estos que no tienen nada que reclamar.

Cobro Morosos y Cobro Impagados