¿Por qué Grupo Recobro consigue cobrar impagados?

Aunque hemos explicado muchas veces como desde Grupo Recobro siempre confiamos en la buena fe de las personas en el cobro de impagados esto no quiere decir que seamos unos ingenuos, como empresa de recobro sabemos cuándo empezar a tomar acciones y lo más importante, como realizar estas para con esto conseguir resultados.

Porque claro, aunque de primeras en el cobro siempre podemos ir de buenas llegara un punto en el que la situación para el deudor cambiara (para su desgracia) de manera brusca.

Cuando vemos que el deudor lo único que hace es dar largas a un pago de una deuda al final lo que hacemos es considerar al deudor como moroso profesional recibiendo el trato que generalmente desde nuestra empresa de cobros damos a los morosos profesionales, que no es precisamente algo agradable.

¿Qué métodos empleamos en el cobro desde Grupo Recobro?

En líneas generales hacemos lo que cualquier empresa de recobro extrajudicial, es decir, realizamos llamadas, enviamos cartas, vistamos presencialmente al deudor, es decir, hacemos lo necesario para cobrar impagados.

No obstante dependiendo del tipo de deudor se emplea un método u otro, por ejemplo cuando el deudor tiene intención de pagar lo que se hace es facilitar al máximo posible el cobro ya sea buscando un acuerdo de pago, adaptando la deuda bajo la forma de plazos de pago…es decir, lo necesario para que el deudor pueda ir liquidando la deuda.

Por el contrario cuando estamos en frente de un deudor que aunque nos dice que no tiene intención de pagar pero lo esta pensando lo que hacemos es hacerle ver que lo mejor que puede hacer para sí mismo es pagar la deuda.

” No hay mejor descanso que el pago de deudas” “Descansa quien paga sus deudas”.

De hecho muchos de los deudores que acaban pagando la deuda son deudores que al final pagan por cansancio, es decir, no pagan porque quieren sino que ya están tan cansado de esconderse, del tipo de vida al que prácticamente les obligamos a llevar con nuestros actos que al final pagan.

No quiere decir esto que una empresa de recobro retenga a nadie en su casa, pero sí que es verdad que cuando un deudor teme que se le visite presencialmente con un gestor de cobros delante de amigos, familiares, empresa… al final muchas veces cambie su forma de vida para evitar estas situaciones.

Digamos que es una consecuencia indirecta sufrida por parte del deudor.

Por último cuando el deudor nos dice que no tiene ninguna intención de pagar sus deudas nosotros aquí lo tenemos claro, llamadas y visitas presenciales es lo que marca la diferencia sobre todo el tema de visitas con coche rotulado y gestor de cobros uniformado.

Con estos deudores así es como se le hace cambiar de opinión. Es la única manera de hecho pues el deudor intencional por la vía del juzgado se las sabe todas y si solo se le llama y envía cartas tan fácil como apagar el teléfono para no pagar.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario