¿Porque en España es tan alta la intencionalidad en el impago?

Pues si, como lo lees, los últimos informes revelan que en España cuando no se paga alguna factura (impago) el 67% de las mismas NO SE DEBE A LA CRISIS financiera, económica laboral que es lo que nos intentan hacer creer los deudores, sino que más bien se debe a la intencionalidad. Para quien no entienda lo que significa la palabra intencionalidad básicamente lo que quiere decir es que el deudor desde el primer momento ha tenido la intención de no pagar la deuda, nunca quiso pagarla.

¿Por qué un deudor no va a querer pagar una deuda?

Muy sencillo, cuanto menos paga más dinero tiene, al menos así es como actúan los morosos profesionales.

El moroso profesional cuantas menos deudas paga más dinero tiene en su cuenta y en consecuencia puede permitirse vivir de esto. Vive de esto entre otras cosas porque con este tipo de deudores los acreedores no actúan de manera correcta pues la única manera de cobrarle a un moroso profesional es mediante la empresa de recobro. Esta más que demostrado. Al moroso profesional la vía judicial no le inquieta lo mas mínimo ya que para empezar se las sabe todas.

Por suerte para los acreedores las empresas de recobro existen para desgracia del moroso intencional, el cual el único “miedo” que tiene es que le reclame la deuda una empresa de este tipo por las consecuencias que trae consigo.

Ahora bien, hemos visto como estos últimos años se ha dado un nuevo tipo de moroso que es aquel que no paga porque no puede (es decir, tiene una situación de crisis de liquidez REAL) pero contrata igualmente sabiendo que no va a pagar la deuda. Es decir, aquí no hay intención de un lucro como si pasa con el moroso profesional, pero este deudor de lo que se está aprovechando es de que otros trabajen para el sin luego liquidar las deudas.

Esto lo hemos podido comprobar principalmente en empresas acostumbradas a poder pagar con tranquilidad ese tipo de servicios/productos pero con la crisis en lugar de readaptar su empresa ya sea cambiando los servicios /productos o incluso porque no decirlo, prescindiendo de ellos, en lugar de hacer eso (que sería lo responsable desde el punto de vista de un gerente) continúan con el mismo nivel de compras a pesar de saber que los ingresos han bajado de manera considerable.

No hace falta decir que este tipo de deudor es tratado por nuestra empresa de recobro como un moroso profesional. Lo digo básicamente porque quien nos lea habitualmente sabe perfectamente que nuestra empresa de recobro tiene un trato diferente según si es un deudor fortuito que no puede pagar aunque quiera o bien un moroso intencional.

Ahora, este tipo de deudor aunque no pueda pagar es INTENCIONAL con lo que no es lo mismo que el fortuito. De fortuito no tiene nada porque este tiene intención de pagar, el intencional aunque no pueda pagar contrata igualmente porque le interesa.

Un ejemplo muy claro lo tenemos en una empresa que está prácticamente quebrada/sin clientes y contrata 1000€ en publicidad a una imprenta a sabiendas de que igualmente no le puede pagar porque no tiene liquidez. No se está lucrando por este hecho pero en cambio si está recibiendo servicios/productos gratis para su empresa.

Cobro de morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario