¿Porque la compraventa de deuda no es fácil llevarla a cabo?

Si analizas los servicios ofertados por Grupo Recobro veras que uno de ellos es la compraventa de deuda. Sin embargo este servicio un 99% de los clientes no lo pueden contratar aun queriendo vender la deuda que tienen siendo esto lo que vamos a explicar a continuación.

Decir también que la compraventa de deudas es una de las formulas existentes mediante las cuales los acreedores que tienen deudas por cobrar pueden intentar recuperar parte de la deuda que se les debe de manera rápida.

Digamos que es una opción que tienen los acreedores de asegurarse parte del cobro dejando que sea el comprador de la deuda el encargado de gestionar el cobro.

Todo parece muy bonito, ahora bien, ni es tan fácil ni tampoco creas que las condiciones desde tu punto de vista como vendedor van a ser interesantes pues en la mayoría de los casos no lo son.

Lo digo porque las empresas que se dedican a comprar deuda suelen hacerlo con quitas muy elevadas, de hecho por ejemplo las que compran deudas bancarias suelen comprar deudas con quitas del 95% tranquilamente.

Aquel acreedor que piensa que puede vender una deuda sin quita o incluso siendo esta mínima esta en un error pues precisamente la empresa compradora asume esa quita pues sabe que luego tendrá que reclamar la deuda judicialmente con los gastos que eso conlleva.

Tampoco es la única razón que explica porque vender una deuda no es tan fácil.

Si te fijas no son muchas las empresas que ofertan la compraventa de deudas y las que si lo hacen suelen comprar deuda diferente a la que un empresario puede querer vender.

Las grandes empresas que se dedican a la compraventa de deuda suelen ser empresas de recobro telefónico que están centradas en comprar deuda bancaria, de financieras en grandes lotes no siendo una posibilidad comprar una deuda individual de un empresario.

¿Entiendes lo que te quiero decir?

Aunque la compraventa de deuda existe el 90% de las empresas solo compraran deudas de financieras y siempre en volúmenes altos lo que les permite luego poner esas quitas tan elevadas.

Aquí el empresario que pretende vender una deuda suelta sin avales, garantías es casi seguro que no conseguirá vender su deuda.

Esto es así ya que el 10% de empresas restantes que compran deuda solo lo hacen cuando hay aval por medio.

Y es aquí cuando surge un problema, a la compraventa de deuda solo acuden aquellos que consideran que no pueden cobrar la deuda aunque reclamen por la vía judicial, todos aquellos que tienen la deuda avalada con algún bien nunca recurren a las empresas que compran deuda.

Con esto lo que queremos decir es que al final llevar a buen término estas operaciones es difícil, básicamente porque cuando el acreedor recurre a una de estas empresas de compraventa es porque lo que quiere vender es deuda sin ningún tipo de valor, por el contrario cuando tiene deuda cuyo valor la empresa de recobro si puede considerar que casualidad que son ellos los que intentan cobrarla de manera directa.

Nosotros en Grupo Recobro lo tenemos muy claro, solo aceptamos comprar deudas que se encuentren avaladas con bienes inmobiliarios. Nada más.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario