Porque los trajes de recobro no están bien vistos

En Grupo Recobro lo primero que queremos decirte es que no empleamos la táctica del recobro mediante vestimenta a las primeras de cambio, esta táctica de cobro solo la empleamos con determinados deudores, sobre todo con aquellos que sabemos se dedican de manera profesional a dejar deudas a otras empresa, estamos hablando como no podía ser de otra forma de los morosos profesionales.

Estos morosos son los peores que te puedes encontrar en cualquier sector de la económica pues no solo no tienen ninguna intención de pagar sus deudas en el momento que aparece la empresa de recobro sino que tampoco han tenido nunca la intención de hacerlo.

Digamos que son personas que cuando contratan con alguna empresa ya tienen en mente desde el principio el no pagar sus deudas dejando tras de sí impagos que tienen que sufrir las empresas acreedoras.

También es verdad que no todos los deudores son considerados de esta manera para desgracia de los acreedores.

Digo para desgracia de los acreedores pues para estos sus deudores son todos los peores, son morosos profesionales….y no siempre es así.

Es verdad que a nivel empresarial hay mucha intencionalidad a la hora de no pagar deudas, pero de ahí a decir que todos los deudores son morosos profesionales es faltar a la verdad.

Volviendo al tema del traje esta táctica de cobro solo la podríamos entender en caso de cobrar la deuda a morosos profesionales.

El problema es que hemos visto empresas de recobro que en el recobro de deudas le cobran deuda a todo el mundo de la misma manera. Y es ahí donde nosotros no estamos de acuerdo pues al igual que hay morosos profesionales también hay fortuitos.

Las empresas de recobro que utilizan el recobro extrajudicial con gestores de cobro uniformados son empresas de recobro que en nuestra opinión solo deberían de poder contratar con aquellos acreedores que han sufrido impagos intencionales.

Y claro, como acabamos de decir para todos los acreedores sus deudores son intencionales y en consecuencia es un problema.

No solo para el deudor fortuito que tiene que sufrir el que un gestor de cobro uniformado le cobre la deuda en persona, a eso hay que sumarle el riesgo que corre la empresa acreedora de perder a un buen cliente.

Si tienes una empresa y tienes impagos en caso de tratar a todos tus deudores como morosos intencionales es evidente que cometerás errores pues los hay que más que dejarte el impago se pueden retrasar en el pago…

No es extraño además, ¿no te ha pasado nunca que tenias que pagar una factura y luego te das cuenta como se te había pasado de largo?

A todos alguna vez nos ha pasado, y lo que es seguro es que si a uno de estos clientes que te pagan con retraso les envías un gestor de cobros uniformado para cobrarle la deuda lo más lógico es que te pague, pero por también perderás al cliente.

La utilización de los gestores de cobro uniformados solo está bien visto con aquellos deudores que no tienen ninguna intención de pagar sus deudas.

Deja un comentario