Posibilidades de cobro

¿Cuándo contratas el cobro de impagados que posibilidades tienen de conseguir cobrar tus impagos?

Pues lo primero que hay que decir aquí es que todo dependerá del tipo de tarifa que hayas contratado. Cada tarifa de cobro tiene una serie de porcentajes de cobro siendo además bastante la diferencia.

No solo depende de la tarifa de cobro que hayas contratado sino del deudor que tengas delante.

La clave para conseguir cobrar deudas es escoger la tarifa de recobro que necesitas para cobrarle a tu deudor.

Cada tarifa tiene una serie de ventajas o inconvenientes con lo que elegir la tarifa correcta es lo más importante si quieres conseguir los mejores resultados posibles.

Por ejemplo ¿Sirve contratar la tarifa plana de recobro telefónico si tienes morosos profesionales a los que reclamar la deuda?

¿Y si en lugar del recobro telefónico contratas el recobro judicial contra un moroso profesional, servirá de algo?

Es evidente que no pues con los morosos profesionales la única opción de cobro es el recobro extrajudicial de deudas con presencia física.

Decir también que esto es algo que además no solo se repite con los morosos profesionales sino con cualquier tipo de deudor.

Tampoco es buena idea contratar el recobro extrajudicial con por ejemplo un deudor fortuito.

Por tanto las estadísticas dependerán de la elección que como acreedor habrás hecho.

No obstante es cierto decir que hay una serie de tarifas con mejores resultados que otros.

Si tuviéramos que ir por orden este sería el siguiente.

La tarifa con mayor posibilidad de cobro sin duda a alguna es la del recobro extrajudicial de deudas.

Esta tarifa es la conocida por todos aquellos que saben del funcionamiento de las empresas de recobro y de hecho es la que casi todo el mundo asocia al recobro aun no siendo la única opción.

Estamos hablando pues del recobro presencial con gestores de cobro en donde los gestores de cobro visitan presencialmente al deudor con la idea de cobrar deudas.

Dicha tarifa suele tener buenos resultados sobre todo cuando hablamos de deudores intencionales y profesionales, es decir, con aquellos que pueden pagar la deuda pero no quieren.

Lo que es seguro es que contra los deudores fortuitos por mucho recobro extrajudicial de nada servirá pues no podrá pagar realmente.

Seguida del recobro extrajudicial de deudas hablaremos del recobro judicial.

Esta tarifa aunque es cierto que en el corto plazo no suele tener los resultados esperados en el largo por el contrario si suele ser efectiva.

Sobre todo si la deuda la tiene una persona física y no una sociedad, aquí las posibilidades de cobro aumentan de manera sustancial.

Para el final dejamos el recobro telefónico el cual por cierto es también la tarifa más barata de todas las anteriores en donde el recobro se lleva por la vía telefónica.

No suele ser muy eficaz pues tan fácil lo tiene el deudor como no contestar a las llamadas para evitar en la medida de lo posible el pago de sus deudas.

En consecuencia este método de cobro es solo recomendado en la tarifa plana, nada más y siempre que el acreedor tenga un volumen de deudas importante.

Cobro impagados y cobro morosos

Deja un comentario