¿Qué hacer si eres deudor y debes dinero?

En el sector empresarial no es difícil ver alguna empresa con problemas, ya sea porque tiene problemas de tesorería puntuales, porque ha sufrido un impago, porque sus productos no tienen demanda, la crisis económica…

Hay muchas razones por las que una empresa puede pasar por un mal momento. En este articulo nuestra intención es la de dar unos pocos consejos sobre cómo debe actuar una empresa cuando se convierte en deudora de otra, algo desgraciadamente en nuestro país más común de los que muchos piensan.

Lo primero que hay que entender es que la mayoría de los deudores no lo son porque quieren serlo, es decir, deben de manera fortuita .Si pudieran pagarían la deuda pero no lo hacen porque no pueden. Principalmente esto pasa cuando el deudor es un particular. En el caso de empresas por otro lado hay un mayor nivel de intencionalidad, es decir, impagos que se realizan porque el deudor no quiere pagar, o bien porque quiere pagar tarde y mal.

Ahora, nos vamos a centrar en aquellos deudores que quieren pagar, es decir, en los fortuitos.

¿Qué consejos podemos dar a este tipo de deudor?

❶ Lo primero es lo primero. Si debemos dinero lo primero que hay que hacer es saber con certeza a quien debemos y cuanto. Esto significa que tendremos que analizar nuestras cuentas, saldos en la empresa…Dicho de otra manera, nos tenemos que organizar. Si esto ya lo tenemos claro vamos al punto dos.

❷ Una vez sabemos a quién debemos el siguiente paso es determinar en qué situación se encuentra nuestra empresa. Para ello, antes de intentar realizar pagos atrasados tenemos que comprobar que nuestra empresa está en equilibro y no tiene problemas.

De nada sirve pagar una deuda antigua si en el siguiente mes vamos a generar otras tres facturas impagadas. Saber en que situación se encuentra nuestro negocio es vital si queremos que sobreviva. Antes de tomar ninguna decisión hay que tener muy claro esto.

❸Si nuestra empresa está en situación estable, es decir, la empresa da suficiente como para poder pagar y cubrir gastos podemos entonces ponernos a pensar en la facturas antiguas impagadas.

Es aquí cuando tenemos que ver la probabilidad que tiene nuestra empresa de realizar los pagos. Es decir, si nuestra empresa tiene de beneficios al final de año 20 000€, y tenemos facturas que acabaron en impago por valor de 100 000€ difícilmente la empresa puede asumir ese nivel de deuda.

Por tanto, si estamos en una situación como esta tendremos que negociar.

*Aclarar que hay muchas salvedades en este aspecto. La empresa puede facturar solo 20 000€ pero sin embargo llevar los dueños un muy alto nivel de vida, pueden tener propiedades o dinero en cuentas para saldar la deuda de golpe…Cada caso es distinto, y en ese sentido nuestra empresa de recobro lo analiza todo.

❹ Si no somos capaces realmente como hemos dicho antes de pagar la deuda podemos negociar con nuestro acreedor. Lo ideal es establecer una serie de pagos que no sean de golpe y sea en varios años. Para eso es conveniente realizar lo que se llama como plan de pagos que ha de adaptarse a nosotros como deudores. De nada sirve establecer un plan de pagos que el deudor no pueda pagar.

También podemos valorar la opción de negociar una quita. Todo depende de cómo hemos dicho antes de las posibilidades con las que contemos.

Cobro Morosos y Cobro Impagados