Recobro de deudas con presencia física

Esta es una de la opciones que damos a nuestros clientes mediante el recobro extrajudicial de deudas, es decir, en este tipo de cobro el acreedor lo que consigue es tener a un gestor de cobros encargado del cobro de deudas e impagados en su operación, haciendo posible que este gestor pueda estar detrás del deudor en búsqueda del cobro. Esta forma de actuar suele estar muy limitada y no se suele usar en la mayoría de cobros. Y es que cuando estamos hablando de un gestor de cobros no nos estamos refiriendo a un gestor que simplemente visita al deudor para ver si hay alguna manera de conseguir cobrar, ya sea mediante un acuerdo de pago, un pago en especie…sino que más bien estamos hablando de que la empresa de recobro pone a disposición del acreedor un gestor uniformado presionando de esa manera más al deudor para que pague la deuda.

Evidentemente esto solo se suele recomendar en aquellos casos en los que el deudor es ni más ni menos que un moroso profesional, es decir, esta opción de recobro no la empleamos en aquellos deudores que tras hacer un análisis de su situación financiera y patrimonial comprobamos como no va a poder pagar la deuda.

Recobro extrajudicial de deudas con uniformado

Hemos querido diferenciar entre el gestor de cobros que realiza una visita simplemente para hablar con el deudor, es decir, acude por la vía amistosa para conseguir el cobro con aquel gestor que básicamente se usa cuando el deudor no tiene ninguna voluntad de pagar ( y no tiene justificación para actuar así) haciendo que la única manera para conseguir cobrar la deuda sea a través de uno de estos gestores uniformados.

Porque hay que decir que al moroso profesional prácticamente solo se le puede cobrar de esta manera, pensar que a este tipo de morosos se le puede cobrar por las vía judicial es caer en un grave error pues este tipo de deudor lo que consigue es camuflar su situación financiera haciéndose pasar por una persona sin recursos cuando en realidad está disfrutando de un alto nivel de vida.

Claro está, cuando nosotros como empresa de recobro nos ponemos en contacto con un deudor en un 90% de los casos siempre intentan hacerse pasar por un deudor de los primeros, es decir, de los de sin recursos intentado demostrar que la deuda ha sido un accidente, que el problema es que no podía pagar…

Sin embargo, entre la información que recibimos por parte del deudor y por las propias averiguaciones de nuestra empresa al final lo que descubrimos en muchas ocasiones es que todo esto no es real, pues si no evidentemente el deudor no podría permitirse todos los lujos de los que disfruta.

En ese sentido esa es una de nuestras claves en el estudio de las operaciones, nosotros consultamos informes, registros de morosidad e incluso podemos llegar a hacer averiguaciones en mayor profundidad.

Ahora dinos, ¿En el cobro de deudas que importancia le das a la visita comercial para cobro del impagado?

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario