Reestructuración de la deuda empresarial, una forma de salir de la crisis

Cuando una empresa esta sufriendo por una situación de crisis económica y financiera lo mas normal es que el/los gerentes de la empresa se pregunten qué hacer para resolver esa situación. Hoy desde nuestra empresa te vamos a dar uno de los consejos más utilizados por parte de expertos a modo de resolver o por lo menos paliar una de estas situaciones de crisis.

Además, teniendo en cuenta que todavía hoy muchas empresas siguen en situación de crisis creo conveniente escribir un artículo sobre como plantear una restructuración de la deuda en la empresa.

¿En que consiste una restructuración de deuda?

Seguro que has oído hablar de la reestructuración empresarial dentro del mundo empresarial, ahora bien, no estamos hablando aquí de reestructurar la empresa, solo de reestructurar la deuda. Esto lo que significa es que esta fórmula solo será válida para aquellas empresas que tengan endeudamiento dando igual si son deudas financieras, deudas con proveedores…

Si tu empresa no debe dinero a ninguna otra entidad esta fórmula no es de interés para ti, aunque de igual modo te aconsejo acabes de leer el artículo ya que no se sabe nunca lo que puede pasar en el futuro.

En una reestructuración de la deuda lo que se busca es adaptar la deuda de la empresa de tal modo que sea asumible por la empresa.

¿Cómo es posible hacer esto y qué sentido tiene?

Algunos seguro que dicen que esto no es posible sin hacer quitas…es decir, si seguimos debiendo lo mismo (deuda) ¿porque la situación de la empresa mejora?

Muy fácil, porque adaptamos los plazos de las deudas a su situación actual.

Imagina una empresa que debe 100 000€ de los cuales 80 000€ tiene vencimientos a corto plazo mientras que los otros 20 000€ son a largo plazo. El problema al que se enfrenta la empresa es que año tras año solo puede generar un beneficio económico de 30 000€ haciendo imposible hacer frente los pagos que se acercan.

¿Solución? Lo has adivinado, reestructuración de la deuda.

Lo que se pretende es negociar con los acreedores que puedas tener y hacerles entender que para poder afrontar los pagos futuros es necesario adaptar la deuda a las posibilidades reales de la empresa. Lo que se busca es intentar convertir deuda a corto plazo en deuda a largo plazo.

Ahora, no están fácil como parece. El acreedor no tiene porque aceptar darnos plazos, pero, si les compensamos de alguna manera al tiempo que establecemos un plan de pagos que le pueda interesar podéis salir ganando ambas partes, por un lado el acreedor (porque elimina el riesgo de impago) y segundo el deudor que evita que su empresa entre un una situación de insolvencia con los riesgos que eso tiene.

Hay empresas expertas en negociar reestructuraciones de deuda con los acreedores, nosotros por ejemplo hemos tramitado casos como estos ya que hay clientes que conscientes de nuestra experiencia en el sector del cobro y de la deuda quieren confiar esa negociación directa con sus acreedores en una empresa como la nuestra.

Porque nadie como una empresa de recobro para explicar a tu acreedor las ventajas de evitar un impago por parte del deudor.

A partir de aquí y una vez dicho esto si te encuentras en una situación por la cual requieres una reestructuración de la deuda puedes hacerlo por ti mismo o bien puedes acudir a alguna empresa la cual te ayudara a gestionar la misma.

 Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario