Relación entre acreedor y deudor

Hoy en Grupo Recobro como empresa de recobro dedicada a cobrar morosos queremos escribir un artículo en donde queremos dejar claro la relación que tiene que haber entre acreedor y deudor nada más se ha contratado con nuestra empresa.

Es importante que lo tengas claro pues un porcentaje de los expedientes de cobro no salen por culpa precisamente de la intromisión del acreedor en el cobro de las deudas.

Esto quiero que lo tengas claro pues a pesar de los consejos que damos a los acreedores en el trato con los deudores hay algunos que no cumplen viéndose luego nuestro trabajo perjudicado,.

Porque claro, como te puedes imaginar contratar con nuestra empresa de recobro a comisión sin pagar nada de iniciales para luego resultar que tu como acreedor nos hechas a perder el trabajo realizado no tiene ninguna gracia, de hecho hasta podríamos llegar a reclamarte honorarios.

En consecuencia es necesario que como acreedor tengas claro lo que puedes y no puedes hacer.

Una de las primeras cosas que de hecho nada más se contrata la deuda te dicen nuestros  gestores de cobro es lo siguiente, si te llama el deudor tienes que decir que tu ahí ya no tienes nada que ver, que hablen con nosotros y no contigo.

Es necesario hacer esto ya que una de las cosas que hace el deudor nada más empezamos con la gestión del cobro es intentan hablar con el acreedor para lograr quitarse de encima a la empresa de recobro.

Y claro, hacer esto ya de por si pone en peligro los resultados en el cobro pues el deudor sabe que la negociación con el acreedor será mucho más fácil que con la empresa de recobro.

Así como meses y semanas antes el deudor no te hacia ni caso que casualidad que ahora si te coge el teléfono e incluso te llama el mismo.

¿Por qué no debes de negociar nada con el acreedor?

Pues porque somos nosotros los encargados de hacerlo al ser los profesionales del cobro.

Si hemos conseguido ya hacer cambiar de opinión al deudor queriendo pagar la deuda ya solo falta que venga el acreedor a entorpecer el cobro.

Y si lo decimos por algo es, no nos ha pasado ni una ni dos veces, son muchas veces ya por lo que estamos empezando a pensar incluso en cambiar nuestras tarifas en ese sentido para que no muchos expedientes acaben con pérdidas para nuestra empresa.

Si luego resulta que tu como acreedor luego haces lo que quieres decirte que te arriesgas a que la empresa de recobro luego te reclame a ti en caso de no conseguir resultados.

No nos gustaría tener que hacerlo pero desde luego si con un acuerdo de pago listo para firmarse llega el acreedor y se interpone en el mismo eliminando dicha posibilidad de acuerdo es posible que nos llegaremos a plantear tal cosa.

Además es de sentido común, tu contratas a una empresa de recobro para que sea ella la encargada de gestionar todo el cobro de la deuda no solo un parte, aquí eliminar todo contacto con el deudor dejando que sean los gestores de cobro los encargados de todo es lo mejor que puedes hacer.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario