Retirar demanda judicial por el cobro de impagados extrajudicial

En ocasiones pasa que cuando se le reclama a un deudor al tiempo que le estamos gestionando el cobro de impagados por la vía del recobro extrajudicial de deudas resulta que el deudor ya tenía puesta una demanda judicial por parte del acreedor.

¿Qué es lo que pasa en estos casos? ¿Cómo actuamos desde Grupo Recobro en el recobro de impagados que se encuentran en estas situaciones? ¿Se actúa en el cobro de impagados siempre de la misma manera? ¿Qué consecuencias puede tener?

De eso es lo que te queremos hablar hoy.

¿Porque queremos hacerlo? Básicamente porque por lo que hemos visto en base a nuestra experiencia (que además es mucha) es una situación bastante habitual.

Que por cierto nos gustaría añadir que contratar el recobro extrajudicial a comisión con una empresa de recobro cuando ya hay un procedimiento judicial contra el deudor tiene una serie de obligaciones para el acreedor.

Tiene una serie de obligaciones porque en caso de cobrar por la vía del juzgado y no por la extrajudicial la empresa de recobro también querrá cobrar su comisión como es lógico, mas teniendo en cuenta los impedimentos que le da el deudor cuando quiere cobrar los impagados al haber una demanda judicial.

Porque todo hay que decirlo, cuando como empresa de recobro reclamamos una deuda y el deudor tiene una demanda judicial este se suele negar a pagar a través de la empresa de recobro porque piensa que el acreedor le podrá seguir reclamando la deuda a través del juzgado. Como no se fía de pagar lo que hace es esperarse y si tiene que pagar hacerlo por juzgado.

Por eso dejamos constar las obligaciones del acreedor con la empresa de recobro cuando contrata el cobro de impagados al tiempo que tiene puesta una demanda en judicial.

De hecho lo habitual en estos casos es la de convencer al acreedor para que retire la demanda que tiene contra su deudor una vez conseguido un acuerdo de pago con el deudor el cual SIEMPRE EXIGE QUE SE LE RETIRE LA DEMANDA.

En caso de no retirar la demanda no hay acuerdo de pago posible y en consecuencia la empresa de recobro lo único que ha hecho es perder tiempo y dinero, al menos siempre y cuando no cobre también en caso de cobro judicial claro está.

¿Y si se le retira la demanda y luego el deudor no cumple con sus compromiso de pago?

Bueno, eso es algo que puede llegar a  pasar, ahora, el deudor tampoco es tonto y sabe que en caso de cometer alguno de estos actos recibirá el recobro extrajudicial más duro que puede dar una empresa de recobros a su deudor. Aquí ya no hablamos de negociación amistosa sino de visitas presenciales continuas con uniformados al tiempo que se le pone de nuevo la demanda por la vía judicial.

Es decir, con nosotros el deudor poco margen puede tener entre otras cosas porque ya le advertimos de antemano de las consecuencias que tiene el comportarse de esa manera.

Cobro morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario