Reuniones en el cobro de impagados

Cuando una empresa de recobro como puede ser Grupo Recobro (empresa dedicada al cobro de impagados) comienza en la gestión de una deuda es habitual que surjan reuniones con el objetivo de finiquitar dichas deudas.

Esto es algo que todas las empresas realizan de una manera o de otra pues en primer lugar siempre desean conseguir el cobro amistoso por el bien de todas las partes.

En cuanto a las reuniones previstas se dan en todos los sentidos, es decir, se puede reunir el gestor de cobros con el acreedor no solo para recopilar la documentación de la deuda que se va a cobrar sino también para planificar la forma de actuar contra el deudor, pueden haber reuniones entre gestor de cobros y deudor así como reuniones entre acreedor y deudor.

En el artículo que escribimos intentaremos explicar de manera resumida que es lo que se hace en estas reuniones y porque se hace.

Reuniones entre acreedor y gestor de cobros: Como hemos dicho es una de las primeras cosas que se hace incluso antes de contratar con la empresa de recobro. Es normal reunirse con el acreedor de la deuda para que nos explique el tipo de deudas que tiene que cobrar, entregar la documentación correspondiente a la empresa de recobro para que esta pueda empezar con la gestión…No obstante y como sabemos que no todas las gestiones con el acreedor se pueden hacer físicamente normalmente lo hacemos todo online.

Además por varias razones, primero porque así no hace falta que el cliente se desplace y segundo porque a nosotros como empresa nos ayuda a reducir los tiempo de gestión. Al no haber papel y estar todo digitalizado es todo mucho más fácil. De hecho cada vez mas estamos intentado evitar las reuniones físicas con el acreedor limitando la contratación presencial buscando en cambio la online.

Reuniones entre deudor y gestor de cobros: Una vez la deuda ya ha sido contratada por parte del acreedor y nunca antes es normal que el gestor de cobros se llegue a reunir con el deudor con el único objetivo de cobrar la deuda. Al principio es normal que el gestor se reúna con el objetivo de lograr un acuerdo amistoso, pero en caso de que esto no sea posible el siguiente punto será pasar ya al recobro extrajudicial en donde más que reuniones se hacen sobre todo visitas.

En esta primera visita no se busca solo el cobro sino también averiguar la situación del deudor para poder con esto adaptar un posible cobro a la situación de este. Es decir, intentamos conseguir acuerdos de pago con el deudor aunque haya que fraccionar la deuda en varios plazos.

Reunión entre acreedor y deudor: Estas reuniones se suelen plantear cuando existen dudas acerca de la deuda contratada. Es decir, acreedor y deudor no se ponen de acuerdo en la deuda contraída pudiendo la empresa de recobro actuar aquí como mediador con el objetivo de que aclaren cantidades. Siempre y cuando aquí ambos estén de acuerdo lo que se propone es un careo para que así ambos resuelvan sus dudas a nivel de cantidades.

No obstante deciros que no es habitual y que en ningún caso las partes están obligadas a hacerlo en caso de que no lo deseen.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario