¿Se puede vender una empresa con deudas?

Si, por poder si se puede vender una empresa con deudas, sin embargo desde nuestra empresa te vamos a dar una serie de consejos sobre cómo tienes que plantear la operación y bajo qué forma. Lo primero que tienes que saber, es que un alto porcentaje de las personas que se anuncian como compradores de empresas con deudas no se dedican profesionalmente a ello, es más, en la mayoría de las ocasiones no tienen ni formación para desarrollar de manera correcta este modelo de negocio. Y es que la compra de negocios en crisis es visto como un modelo de negocio rentable por muchos inversores siempre y cuando se hagan las cosas correctamente. Nuestra empresa mismamente a través del departamento de cobros se encarga entre otras cuestiones de estas operaciones bajo la opción de compra siempre y cuando la empresa resulte interesante.

Lo segundo que hay que tener en cuenta es que la venta de estos negocios normalmente se suelen plantear sin recibir el comprador ningún dinero por la venta, aunque en ocasiones, si la empresa a pesar de estar pasando por un momento de crisis financiera resulta interesante se paga un diferencial.

Dicho esto,

¿ Que consejos damos a los posibles vendedores en la venta de empresas con deudas?

❶ Lo más importante de todo es saber que si queremos vender el negocio endeudado debido a las deudas que tenemos pero no queremos tener responsabilidad en el negocio tienes que saber que la responsabilidad del administrador es de dos años desde que deja esa función. Esto lo que significa es que ya de primeras tenemos que eliminar como posibles compradores a los que dicen que con la compra te solucionan todos tus problemas y  eliminan las responsabilidades pues no es así.

Una vez tenemos claro que la responsabilidad del administrador no se elimina empezaremos a ver qué posible comprador podemos venderle nuestra empresa con deudas.

Aquí siempre decimos lo mismo en Recobro, según lo que el vendedor quiera hay una opción u otra, lo que es vital es que desde el primer momento el vendedor diga que es lo que busca con la venta y así evitar pérdidas de tiempos innecesarias.

¿Cuantas ocasiones hemos visto un vendedor que realmente lo que está buscando es un “testaferro” al que dejarle el “muerto” intentar camuflar la venta con otras cosa?

 Al igual que antes nos hemos quejado de la cantidad de compradores que no son nada serios en este sector( hemos visto amas de casa pasar de un día para otro a anunciarse como compradores profesionales de empresas con deudas….) también hay que decir que no todos los vendedores actúan de manera correcta.

❷ Una vez esto lo tenemos claro podemos barajar varias posibilidades en la venta, una venta total , una venta parcial o incluso el mantener el control de la empresa pero dejando la dirección en manos de una empresa dedicada profesionalmente a estos asuntos. Esta es seguramente la opción que más nos gustaría desde Recobro, primero porque así no hace falta vender el negocio y en segundo lugar se obtiene el asesoramiento profesional de expertos en la materia.

Nuestra empresa de recobro por ejemplo si puede decir que tiene bastante experiencia en estos asuntos ya que estamos acostumbrados a tratar con empresas endeudadas. No solo eso, la capacidad de negociación y experiencia que tenemos en resolver situaciones de recobro luego nos ayudan a plantear de manera correcta la venta de empresas en crisis.

En las ventas totales lo que se hace es vender la sociedad entera, es decir, con las deudas y todo incluido. En la venta parcial lo que se hace es vender una parte de la empresa (normalmente un departamento que es el que explotara la empresa compradora) y por último está el delegar la gestión en donde realmente no hay ninguna venta.

❸  En tercer lugar conviene hablar sobre un asunto importante, ¿Tenemos deudas avaladas personalmente?

Si la respuesta es sí tenemos un problema. Las deudas avaladas de manera personal en donde hemos firmado también avalando nosotros son muy difícil de gestionar pues para que el vendedor se libere de ese compromiso con seguramente la entidad financiera (en un 99% de los casos se da cuando el acreedor es un banco) el banco tendrá que sustituir los avales por otros que a ellos les resulte creíbles. Es decir, hay que cambiar avalistas. Y partiendo de que en la compraventa de empresas en crisis no se produce ningún intercambio de dinero y de hecho el inversor /empresa compradora busca generar rentabilidad sobre la inversión es muy difícil que estas ventas salgan adelante.

Recomendación que damos en estos casos: Si el negocio que vendes tienes activos de valor es posible que al comprador si le interese bien comprarlos de manera independiente a la venta y así tu con ese dinero cancelar la deuda con el banco o dos, que sea el comprador quien sustituya avales. Esto solo es viable en negocios 100% viables  y donde los activos superan claramente la deuda que tiene contraída la empresa.

❹ Imaginemos ahora que ya tenemos posible comprador y que estamos decididos  a la venta del negocio. Como ya hemos dicho según lo que estemos buscando como vendedores tenemos una opción u otra.

Si lo que queremos es un comprador serio que le de continuidad a la empresa pues la misma es viable es muy importante tomar la decisión correcta y elegir al inversor adecuado. No es lo mismo vender una empresa completamente endeudada y que no tiene ningún valor que una empresa que de primeras veas que puede ser rentable la compra.

En esta última fase solo queda la compra del negocio la cual se realiza en notaria. Conviene siempre asegurarnos de que la venta se ha registrado tanto en el registro mercantil correspondiente así como informar a hacienda sobre los cambios realizados en la sociedad. Para ello lo ideal es que seamos nosotros mismos como vendedores los que hagamos esa gestión.

Bueno, en resumidas cuentas estos serian los pasos que desde nuestra experiencia cualquier vendedor tendría que seguir en la venta de su empresa.  Añadir también que nuestra empresa también tramita este tipo de venta y de hecho quizás por el sector en el que nos encontramos podemos ser los indicados a la hora de saber gestionar negocios y empresas en dificultades. ¿No crees? ¿Quién crees que sabrá manejar un negocio con deudas? Seguramente aquel que este acostumbrado  a tratar las mismas.

Por cierto, deciros también que si quereis anunciar la venta de una sociedad con deudas podéis hacerlo gratis en comprarsociedades.es

Venta empresas con Deudas

Deja un comentario